email print share on facebook share on twitter share on google+

Elio Germano

Shooting Star 2008 - Italia

por 

Elio Germano

La Shooting Star italiana es el actor nacional más solicitado de la actualidad. Tras consagrarse con Mi hermano es hijo único [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Daniele Luchetti
entrevista: Riccardo Tozzi
ficha del filme
]
, de Daniele Luchetti, por la cual ganó el premio David di Donatello al mejor actor y fue nominado a los European Film Awards, Elio Germano, nacido en 1980, salta de una película a la otra. Su próximo proyecto es Come Dio comanda, el nuevo trabajo de Gabriele Salvatores (que ya lo ha dirigido en Quo vadis, baby?), pero mientras tanto están a punto de estrenarse Il mattino ha l’oro in bocca, de Francesco Patierno, la comedia Tutta la vita davanti, de Paolo Virzì, y Nessuna qualità agli eroi [+lee también:
crítica
ficha del filme
]
, de Paolo Franchi, que ha dado mucho que hablar en la ultima Mostra de Venecia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Respiro [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
en Cannes, Sangue en Locarno, Napoleón y yo [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
en Roma, Nessuna qualità agli eroi en Venecia. Sin embargo, esta vez va a la Berlinale como Shooting Star, sin acompañar una película. ¿Cómo se siente?

En los festivales siempre me siento fuera de lugar, incluso cuando acompaño una película, porque para mí el trabajo de actor consiste sobre todo en la preparación del personaje y la aventura en el plató, y se termina con la última escena, no vestido elegantemente sobre la alfombra roja. Pero esta vez es diferente, me siento muy orgulloso por haber sido elegido. Me alegra la idea de conocer otros modos de hacer cine y poder trabajar con actores que seguramente habré visto en algún buen filme europeo. En Italia, si no tienes más de 30 años es muy difícil afirmarte como profesional. Yo comencé muy temprano (con 18 años protagonizó Il cielo in una stanza, ndr), por lo que alcancé el éxito un poco antes de lo normal. Pero respecto al resto de Europa, donde los jóvenes tienen más posibilidades de consagrarse antes, en Italia se espera demasiado tiempo.

Varias de tus últimas películas han sido adaptadas de novelas. En estos casos, ¿los libros son de ayuda para preparar el personaje?
No los leo, excepto con Una novela criminal, que lo había leído antes inlcuso de que me propusieran participar en la película. Hay que hacer respirar la vida dentro de la película y para ello lo mejor es adherir a un personaje, inventarlo y prescindir del modelo del libro. Luego me he dado cuenta de que a veces esta libertad te acerca más al personaje. Ha sido el caso en Mi hermano es hijo único. Antonio Pennacchi, el autor de la novela sobre la cual esta basado, quería saber cómo había logrado impregnarme tan bien del personaje. Pero yo el libro, titulado “Il fasciocomunista”, no lo había ni siquiera hojeado.

Su próximo proyecto, Come Dio comanda, también está basado en una novela.
Si, y en esta ocasión podría hacer una excepción. Me han dicho que en el libro de Nicolò Ammaniti la descripción del personaje es extraordinaria. La película, dirigida por Gabriele Salvatores, está ambientada en el norte, entre Pordenone y Trieste. Me da miedo, porque es un gran proyecto, insólito y valiente.

Insólito y valiente. ¿Es éste el tipo de cine que le gusta?
Si, las películas anticonformistas, los autores que buscan nuevos caminos incluso si se equivocan. El arte debe fomentar la discusión, provocar, no debe vender soluciones. Para esto está la televisión. El problema es que a la gente se le impide ver este tipo de cine. Sangue, de Libero Di Rienzo, es una obra de la cual estamos muy orgullosos, diferente del cine que se hace en Italia, más personal. Pero fue distribuida poco y mal. Chiamami Salomè, de Claudio Sestieri, que es una cinta interesante por lo distinta que es, no ha sido ni siquiera estrenada. Me atraen los proyectos que se salen de lo normal y que privilegian las imágenes. Un cine que en vez de optar por una narración lineal prefiere un modo fuera de los esquemas. Como el de David Lynch.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.