email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Céline Bolomey

Shooting Star 2009 - Suiza

por 

Céline Bolomey

Su salto a la fama fue en 2003, por su trabajo en On dirait le Sud [+lee también:
entrevista: Céline Bolomey
ficha del filme
]
, gracias al cual obtuvo el premio del cine suizo. En estos momentos, Céline Bolomey está trabajando bajo la dirección de Vincent Pluss en Du bruit dans la tête [+lee también:
tráiler
entrevista: Céline Bolomey
ficha del filme
]
. Sus versátiles interpretaciones, a caballo entre el cine y el teatro, han convencido al jurado de Shooting Stars 2009.

¿Cómo fueron tus inicios en el mundo del cine?
Cuando tenía 10 años actué en i>Le voyage de Noémie, de Michel Rodde. Fue una aventura increíble, pero también algo muy duro para una niña. Por otra parte, hacía danza de manera muy intensiva. Me sentía fascinada por la escena. Más tarde, hice un curso en el INSAS de Bruselas y en 2003 volví al mundo del cine con On dirait le Sud, de Vincent Pluss.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En Du bruit dans la tête repite casi todo el reparto de On dirait le Sud. A Vincent le gusta que los actores participen en la escritura del guión. La experiencia nos ha parecido muy positiva y hemos intentado ir más lejos, desarrollando una lengua común. El problema, con la improvisación, es que se quiere explicar todo y a menudo se dice demasiado. Hay que encontrar también una calidad de la lengua, una escritura. Para Du bruit dans la tête, Vincent tuvo la idea de la voz interior, subjetiva. Sus películas exploran. Trabaja más sobre la construcción de impresiones que sobre la construcción narrativa.

Además, te gusta involucrarte en el proceso creativo, lo cual es raro en el cine.
Mi experiencia en el cine es muy peculiar. Sólo he conocido ese modo de trabajar, tanto con Vincent Pluss como con iXième, journal d'un prisonnier, de Pierre-Yves Borgeaud y Stéphane Bloch, y AM, PM, de Francesco Cesalli.

¿Con qué realizadores te gustaría trabajar?
Hay muchos: Jacques Audiard, los hermanos Larrieu, David Lynch, James Gray, Alejandro González Iñárritu… En Suiza, pienso en Lionel Baier, Ursula Meier o Jean-Stéphane Bron. Dicho esto, el trabajo nace del encuentro. No querría trabajar con alguien que me fascina, pero con quien no llego a establecer una relación.

¿Esperas encontrar este tipo de personas en las Shooting Stars en Berlín?
En principio acudirán sobre todo directores de casting y agentes de actores. Los verdaderos encuentros tienen lugar con los realizadores. Algunos directores de casting hacen un excelente trabajo, pero a menudo los productores no le dejan mucho margen de maniobra, ya que imponen actores consagrados. Te juzgan también sobre tu aspecto físico. ¡Considero que mi oficio es mucho más vasto!

El certamen ofrece de todos modos una gran visibilidad a nivel internacional.
Los Shooting Stars representan en efecto una oportunidad de visibilidad y me emociona que el jurado me haya elegido por este filme. El espectáculo y el glamour llaman la atención de la prensa, pero no me interesa ser una estrella, sino poder actuar. Desconfío también del aspecto efímero de la profesión. Gozas de popularidad en un momento dado y a continuación te ignoran completamente. Eso quizá no me favorezca, pero necesito seguir siendo justa y fiel a mis principios. Si no es así, no sé porque elegí esta profesión.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también