email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2009 SIC / Francia

Rien de personnel: un cruel juego de rol para la empresa

por 

Rien de personnel: un cruel juego de rol para la empresa

“No está bien, oh traición, inspirar la locura mientras se guarda la razón”. Cuando el dirigente de una empresa canta esta canción del s. XIX a sus empleados, reunidos para un curso de formación en forma de juego de rol, el absurdo se manifiesta en toda su intensidad. Es con este tono intrigante, sutil y ácido que Rien de personnel [+lee también:
tráiler
entrevista: Mathias Gokalp, director d…
ficha del filme
]
, de Mathias Gokalp, abrió fuera de competición la 48ª edición Semana de la Crítica del Festival de Cine de Cannes el pasado jueves por la noche.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Interpretado por un reparto excelente encabezado por Jean-Pierre Darroussin, Denis Podalydès, Mélanie Doutey, Pascal Greggory, Zabou Breitman y el belga Bouli Lanners, esta opera prima sigue un guión muy conciso escrito por el cineasta y Nadine Lamari. Construida en tres partes (“El nuevo”, “La vida conyugal” y “Todos juntos”), la película organiza las idas y venidas entre ocho personajes: un actor que de incógnito informa a los empleados sobre sus capacidades “para convertirse en los jefes más potentes”, un empresario a punto de vender la empresa y que prepara en secreto un plan de despidos, una sindicalista de buena voluntad desbordada por los acontecimientos, una jefa angustiada ante la posibilidad de fallar en las pruebas apoyada por su marido juez, una organizadora en dificultad por la embriaguez de su esposo mecánico y un miembro del personal de limpieza que aprovecha la confusión para hacerse pasar por un dirigente.

A partir de conversaciones que revelan los secretos sobre el futuro de la empresa o de la fragilidad de los individuos, Rien de personnel teje una tela que mezcla comedia y crítica sociológica de la empresa moderna. Del vocabulario ridículo de gestión a la precariedad de las carreras pasando por el cinismo ambiente (“Sé defender mi territorio”, “¿Y en caso de crisis?”, “¿Y los otros?”, “¿Qué otros?”), la película transforma a sus protagonistas en peones sobre un tablero de ajedrez. Pero destila también una buena dosis de humor basado en las equivocaciones nacidas del juego de rol y consigue transmitir una cierta ternura a través del comportamiento de los personajes (torpeza, duda, infidelidad, mentira).

Rodado en el Museo de Bellas Artes de Chartres, este pequeño teatro interior repite fragmentos de escenas ya vistas pero cada vez ligeramente diferentes o recibidas por el espectador con una comprensión más extensa del conjunto. Un ajuste bastante virtuoso que trata con ligereza numerosos temas y demuestra el dominio de la intriga de un cineasta de 35 años que concursa en Cannes por la Cámara de Oro.

Producida por Karé Productions, Rien de personnel será distribuida en Francia por Rezo. Las ventas internacionales están en manos de MK2.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.