email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS Alemania / Rusia / Holanda / Finlandia

Dzhordzhadze vuelve con un Rainbowmaker poco uniforme

por 

Dzhordzhadze vuelve con un Rainbowmaker poco uniforme

Las películas de la directora georgiana Nana Dzhordzhadze han servido durante muchos años como una guía de su querida patria para extranjeros. Y es que desde que se diera a conocer con Robinsonada or My English Grandfather, los personajes de sus películas, como las aclamadas El chef enamorado de 1996 y 27 besos robados de 2000, han representado casi siempre a extranjeros que, tras acabar de forma repentina en la Georgia rural, se enfrentan a todo tipo de extraños incidentes al chocar con la cultura local. Dzhordzhadze había permanecido en silencio desde 27 besos robados, pero ahora vuelve por fin con una nueva y mágica historia de amor, de locura romántica y de espíritu georgiano.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
LIM Internal

The Rainbowmaker [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
es un melodramático y absurdo cuento de hadas. Una vez más la acción se desarrolla en un pueblo pequeño, donde la bella Elena (Anna Antonowicz) trabaja como camarera en el restaurante de la estación de trenes. Elena, cuyo marido Datho (Merab Ninidze) ha sido encarcelado por error y cuyo padrastro, que tiene conversaciones nocturnas con la Muerte, se encarga de cuidar a sus pequeños, ha empezado a salir con un artista circense para intentar escapar de su aburrida vida provincial. Así, cuando Datho vuelve, éste se dará cuenta de que ya nadie le quiere... incluso sus hijos le faltan al respeto. Un día, sin embargo, Datho se hace con el maravilloso don de poder controlar el tiempo después de haber sido alcanzado por un rayo. Tras hacer nevar en pleno verano, Datho conseguirá volverse a hacer con el amor de su familia y la película dará así un giro hacia el esperado final feliz.

En este caso, y aunque The Rainbowmaker es tan mística y pintoresca como los trabajos anteriores de la cineasta, la "típica" atmósfera georgiana se convierte aquí en una cursilería exótica e incluso los mismos personajes son clichés de los estereotipos georgianos. El sello de Dzhordzhadze se transforma en una etiqueta automática que intenta complacer al gran público y ser única al mismo tiempo; de hecho, el filme tiene la estructura de una especie de comedia romántica preparada para ser un bombazo en taquilla que no llega a serlo por las obvias pretensiones de Dzhordzhadze de convertirla en una película de autor original. Al final, lo cierto es que uno sale del cine con la incómoda sensación de haberse comprado un souvenir de Georgia barato "made in China".

La cinta, filmada en ruso y georgiano, ha sido producida principalmente por 27 Films Production (Alemania) en colaboración con Fora-film M (Rusia), Lemming Film (Holanda) y Blind Spot Pictures (Finlandia). Bavaria Film International se encarga por su parte de gestionar las ventas internacionales.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.