email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2010 Berlinale Special

Cosa voglio di più, Soldini retrata un amor desesperado

por 

Cosa voglio di più, Soldini retrata un amor desesperado

“Después de Agata e la tempesta he sentido la necesidad de hablar de la realidad desde dentro, no de un mundo inventado. Quería coger la cámara y entrar dentro”. Así ha presentado el realizador italiano Silvio Soldini su nuevo trabajo, Cosa voglio di più [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, que supone su segunda visita al Festival de Berlín, donde ya acudió en 2002 de la mano de Brucio nel vento [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
. A diferencia de hace ocho años, su nueva película ha sido presentada fuera de concurso, en la sección Berlinale Special.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Si en Giorni e nuvole [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
los protagonistas eran dos burgueses, en esta ocasión son personas de un contexto social más modesto. El director ambienta en su ciudad natal, Milán -donde no había vuelto a rodar desde que en 1993 filmase el amor imposible entre un guardia de seguridad y una joven gitana en Un’anima divisa in due-, una historia a caballo entre la pasión y la cotidianidad.

“Hablando con el público tras las proyecciones me he dado cuenta de que a la gente le gusta identificarse, es como conocer a los personajes, se parecen a ti y a tus conocidos. Quería contar una historia de los hombres y mujeres que viven en tu casa, una historia real y posible, ofrecer la identificación y no sólo una mirada desde arriba”. .

Anna (Alba Rohrwacher) no puede desear más cosas. Es contable y tiene un trabajo modesto pero seguro, una relación tranquila y sólida, aunque un poco rutinaria, un apartamento, los amigos de toda la vida. Un día, por casualidad, conoce a Domenico (Pierfrancesco Favino), originario de la región Calabria, casado y con dos hijos. Se desata la pasión entre ambos.

Soldini es muy hábil a la hora de describir la vida cotidiana, casi banal aunque muy poco representada en el cine italiano últimamente. Grandes edificios y centros comerciales, fuertes vínculos con la familia, deberes y costumbres. Mintiendo a sus respectivos compañeros, Anna y Domenico logran verse una sola vez a la semana, cuatro horas que pasan en un motel. Pero al cabo de poco tiempo ella empieza a soñar con algo más y el equilibrio se rompe.

El nacimiento de un amor clandestino, intenso y a veces violento, es narrado por el director con una sutileza psicológica y una humanidad que compensa las excesivos estereotipos de la trama (el marido bueno, el aburrimiento de las relaciones largas, la protectora aunque cargante familia italiana). Muestra, sin enjuiciar pero con una gran participación afectiva hacia la situación de los personajes, lo duro que resulta aceptar las responsabilidades familiares y enfrentarse a las emociones.

“Es una historia específica y paradigmática al mismo tiempo. Las pocas escenas en que la pareja está junto muestra el trabajo que les cuesta verse”, ha declarado Soldini a Cineuropa: “Quería mostrar la medida en que la familia influye en la concepción del amor. Para estar más cerca de los personajes, he rodada con la cámara al hombro”.

Cosa voglio di più, rodada en Cinemascope, ha necesitado tres meses de montaje y muchas pruebas para reconstruir con el mayor realismo posible la relación entre los personajes. Esta coproducción entre Italia (a través de la compañía Lumière & Co.) y Suiza (Vega Film y RSI – Radiotelevisione Svizzera) será estrenada por Warner Bros en el país transalpino a partir del 30 de abril.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy