email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELICULAS Suecia

Corridor: el cine de género sueco a concurso en el Brussels Film Festival

por 

Relegado generalmente para festivales temáticos, con un público y un mercado bastante específicos, el cine de género consiguió su plaza entre los títulos que se presentan a concurso en el Brussels Film Festival hasta el día 30 de junio. Corridor [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Johan Lundborg y Johan Storm
ficha del filme
]
, de los directores suecos Johan Lundborg y Johan Storm, asustó a un publico resistente, que rechazó la tentación del sol y del mundial de fútbol y optó por ver una película claustrofóbica, en la buena tradición de los thrillers psicológicos estadounidenses de los años 70.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Corridor retoma un personaje creado por Lundborg en 2003, en su cortometraje de fin de carrera en la Universidad de Gotemburgo. Ese personaje, Frank, era entonces un estudiante de medicina competitivo y un vecino antisocial. 7 años después esas características se mantienen en Corridor, la versión en forma de largometraje de esa historia rodada en 2003, ahora codirigido por Storm, también él licenciado en cine por la Universidad de Gotemburgo.

Antihéroe por excelencia, cobarde y calculista a la vez, Frank (interpretado en ambas versiones por el noruego Emil Johnsen) está convencido de que su intrusiva vecina Lotte (Ylva Gallon) ha sido asesinada por su celoso novio (Peter Stormare). A partir de ahí empiezan una serie de peripecias, engaños, llamadas telefónicas y persecuciones con consecuencias inesperadas.

La fascinación que Frank parece ejercer sobre los dos cineastas se nota en el tiempo y en los detalles que se le dedican en el guión. Con pocos diálogos pero con una poderosa capacidad de narración visual, el guión permite que Frank «crezca» frente al espectador hasta el punto de que, durante toda la película, nuestras expectativas y miedos van a estar manipulados por lo que piensa, hace o imagina el personaje.

Rodada casi exclusivamente en interiores (la universidad, el piso de Frank, los pasillos del edificio…), la película tiene en ese efecto huis clos uno de sus puntos más interesantes. Los interiores acentúan la angustia y las dudas de los personajes y, al mismo tiempo que se limita el espacio de la acción, se incita a una dirección inventiva que no necesita recurrir a efectos especiales para crear la tensión y la inquietud deseadas. Lo que se esconde suele ser más horrible de lo que se enseña, y eso lo parecen ya saber y manejar eficazmente esta talentosa nueva pareja de cineastas suecos.

Corridor, una producción de Anita Oxburgh para Migma Film AB, llegará a las pantallas suecas a finales de 2010. La empresa austriaca EastWest gestiona las ventas internacionales.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.