email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

INSTITUCIONES España

La AEC se presenta en sociedad como la voz única de la producción de cine

por 

La AEC se presenta en sociedad como la voz única de la producción de cine

La edición 2010 de Madrid de Cine-Spanish Film Screenings, cuyo objetivo es promocionar el cine español fuera de sus fronteras (leer más), ha sido además la ocasión perfecta para la puesta de largo de la Asociación Estatal de Cine (AEC), la única exclusivamente cinematográfica y de ámbito nacional que hay en España. El encargado de presentarla ha sido su presidente, Gonzalo Salazar-Simpson, que es además uno de los productores de referencia del mercado español.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En la AEC convergen las tres asociaciones de productores de cine que existían anteriormente, UPCT, PC y API, con la intención de “dar lugar a una voz única para todos sus miembros”, explica en exclusiva a Cineuropa Salazar-Simpson, ya que los productores se dieron cuenta de que “la gran diversidad de asociaciones contenidas dentro de FAPAE hacía a menudo imposible el acuerdo de todas. Actualmente representamos la amplísima mayoría de productores de cine, tanto en número como en taquilla, premios, producciones, etc. Se puede decir que representamos el cine efectivamente”, añade.

El presidente de la asociación ha defendido el trabajo de los productores españoles, que se esfuerzan en “acercarse al espectador y hacer un cine variado, ya no sólo en género, sino en concepto, personalidad y cultura”. Sin embargo, la actual coyuntura económica provocará que tengan que buscar “cada vez más la taquilla y el mercado internacional”, las dos grandes ventanas de explotación que le quedan al cine español.

La relación entre productores y televisiones, teñida constantemente por la polémica sobre la obligación de las segundas de invertir en cine (leer más), tendrá en la AEC y Salazar-Simpson a un interlocutor con un gran poder de representación. En este sentido, su intención consiste en “dar lugar a una relación cliente-proveedor” con las emisoras y “demostrarles que el cine es un contenido válido para la televisión si está bien programada”.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.