email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

INDUSTRIA Bélgica

Éxito del cine belga francófono en el extranjero

por 

Éxito del cine belga francófono en el extranjero

La popularidad de las películas belgas francófonas es, desde hace algunos meses, una de las prioridades de la administración y de las diversas agencias que trabajan para el apoyo y la promoción de este cine. Así, Wallonie Bruxelles Images, la agencia de promoción en el extranjero del cine belga francófono, presentó a la prensa belga una obra titulada 10/10, del periodista de Cineuropa Boyd Van Hoeij, en la que se destaca la labor durante los últimos diez años de doce jóvenes directores de cine belgas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Joachim Lafosse, Sam Garbarski, Dominique Abel y Fiona Gordon, Bouli Lanners, Micha Wald, Fabrice du Welz, Olivier Masset-Depasse, Stéphane Aubier y Vincent Patar, Ursula Meier y Nabil Ben Yadir revelaron los secretos de creación de sus obras, así como las similitudes o diferencias con respecto al resto de trabajos. Lo que resulta de la lectura del libro es la increíble variedad de la filmografía belga francófona de los diez últimos años, desarrollada a la sombra y a favor de nombres que acaparan toda la atención como Luc y Jean-Pierre Dardenne y Jaco Van Dormael.

A pesar de esta riqueza, el cine francófono no es aún profeta en su país. Si bien el éxito de Barons [+lee también:
crítica
tráiler
Entrevista con el director y la actriz…
entrevista: Nabil Ben Yadir
ficha del filme
]
el año pasado supuso un impulso para la industria, se está aún lejos de los grandes estrenos registrados por los campeones de la taquilla flamenca. Sin embargo, la situación en el extranjero es bastante esperanzadora. Es conocido el prestigio en los festivales de las películas belgas (como por ejemplo el reciente éxito de Kill me Please [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
en Roma).

Esta exposición “cinéfila” parece dar resultado a nivel comercial. En los últimos cinco años, una cincuentena de producciones obtuvieron muy buenos resultados entre los socios francófonos “naturales”: cerca del 90% fueron vendidas en Francia, el 50% en Suiza, el 40% en Canadá y el 30% en Luxemburgo. Pero hay datos aún más sorprendentes que demuestran la vitalidad de las exportaciones en países inesperados: Alemania (33%), Australia (30%), los Estados Unidos (28%), Grecia y Polonia (26%). Aunque estos resultados son alentadores, sigue siendo necesario intensificar la presencia del cine belga francófono en territorios cercanos como el Reino Unido y Escandinavia, o en los vecinos latinos como España e Italia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy