email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

INDUSTRIA Europa

La identidad del cine europeo, protagonista de una mesa redonda en Lecce

por 

Se ha hablado de la “identidad y el lenguaje del cine europeo” en el Festival de Cine europeo de Lecce, cuya 12ª edición se ha terminado el pasado 16 de abril. Desde posiciones más o menos optimistas sobre la posibilidad real de que exista un cine europeo que recoja las distintas identidades cinematográficas nacionales se han tratado varios temas en una mesa redonda que ha contado con la promoción del Parlamento Europeo. Desde la circulación del cine en Europa a la formación en las escuelas, pasando por los cambios introducidos por las nuevas tecnologías y el proteccionismo de los distintos Estados.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Han intervenido entre otros Doris Pack (presidente de la Comisión de Cultura del Parlamento Europeo), Marion Doring (directora de la Academia de Cine Europeo), Paulo Branco (productor), Bruno Torri (presidente del Sindicato Nacional de Críticos de Cine de Italia) y Luciana Castellina (presidenta de honor de Cineuropa). "En estos momentos, el cine europeo es una simple suma de las cinematografías nacionales existentes en el Viejo Continente, con un significado geográfico más que de identidad", ha subrayado Bruno Torri. "Y todo ello a pesar de que en Europa existen valores fundamentales comunes a todo el continente, como son la civilización griega clásica, la religión cristiana, el Humanismo, el Iluminismo. Más que una realidad, el cine europeo es un proyecto que llevar a cabo".

Un proyecto en el cual las instituciones europeas están ya trabajando, según se desprende de las palabras de Doris Pack, que ha subrayado la importancia de iniciativas como el premio LUX, que ha alcanzado ya su cuarta edición. “Un premio que favorece la circulación del cine europeo, ya que permite la realización de subtítulos en las 23 lenguas de la UE”, dice Pack. Pero un premio no basta para ayudar el cine europeo, ya que, según Paulo Branco, “es grave que haya que luchar para defender el Programma MEDIA”. El productor, desencantado con el panorama cinematográfico, subraya no saber “qué es el cine europeo, el cine es arte y variedad. Variedad que no se refleja, por ejemplo, en la televisión. ¿Qué hacen las instituciones para solucionar esto?”

“En los últimos diez años, la producción de cine se ha multiplicado casi por dos en Europa”, ha afirmado Marion Doring. “Y a pesar de ello en cada país aumenta sólo la cuota de mercado del cine nacional. Por ello, hay que acostumbrar las nuevas generaciones a conocer el cine del resto de países, a través de la educación, como con la literatura”. “En la construcción de Europa se ha dado más importancia a los aspectos económicos por encima de los culturales”, explica Luciana Castellina. "Además, hoy día hay que tener en cuenta las nuevas tecnologías que producen nuevas formas culturales. El 85% de los jóvenes descarga contenidos de la Red. Es una ocasión tremenda para el cine. Siempre es mejor que un millón de personas vean una película a 50 céntimos que mil a siete euros”, remacha.

La pregunta de si es posible una unión cultural en Europa más allá de la política sigue abierta.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.