email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2012 Italia

Italia celebra la victoria de los hermanos Taviani. Alemania, decepcionada

por 

Italia celebra la victoria de los hermanos Taviani. Alemania, decepcionada

El descontento que ha despertado entre la prensa alemana la victoria de los hermanos Paolo y Vittorio Taviani en Berlín no ha menoscabado el entusiasmo del pueblo italiano por el importante reconocimiento del cine transalpino que supuso la concesión del Oso de oro de la 62ª Berlinale a Cesare deve morire [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Paolo y Vittorio Taviani
ficha de la película
]
: una decisión que si bien el semanal Der Spiegel considera “equivocada” y “muy conservadora dada la gran cantidad de películas jóvenes, comprometidas y políticas seleccionadas a concurso”, Screendaily, que reúne el parecer de algunos críticos internacionales acreditados en el festival, ha destacado por tratarse de una película “excelente”, segunda en la valoración conjunta de ocho cabeceras (entre ellas, Tagesspiegel y la británica Sight & Sound) tras la favorita Barbara, de Christian Petzold, antes de anunciar la ganadora. La biblia del cine, Variety, califica la obra como “intrigante y efectiva”, mientras que para The Hollywood Reporter se trata de “un matrimonio estimulante entre el teatro y la dura realidad”.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

El ministro de cultura italiano, Lorenzo Ornaghi, también ha manifestado su satisfacción: “Es todo un placer ver cómo son reconocidos a escala internacional el talento y la poesía de dos maestros indiscutibles del cine italiano. Este premio es una señal de optimismo para todo el país, un estímulo para seguir esforzándonos en reiniciar un ciclo positivo”.

La victoria de Cesare deve morire también es un motivo de orgullo para Carmelo Cantone, director de la cárcel de Rebibbia, donde se rodó la película: “Una experiencia única. No esperábamos un éxito así, aunque supiéramos desde hacía algunos días que el consenso entre la crítica era amplio (…) Hemos demostrado que el laboratorio teatral es un buen instrumento para la rehabilitación de los detenidos”. Los presos, recordemos, fueron el epicentro del discurso de agradecimiento de los hermanos Taviani: “Espero que alguno que vuelva a casa tras ver Cesare deve morire piense que también un recluso, sobre el que pesa una terrible pena, es y siempre será un hombre”, comentó en caliente Vittorio Taviani al recibir la estatuilla, que Italia no obtenía desde 1991. “A ellos dedicamos este premio; mientras nosotros estamos aquí bajo los focos, ellos están en soledad en sus celdas. Por ello doy las gracias a Cosimo, Salvatore, Giovanni, Antonio, Francesco y Fabione'', añadió Paolo Taviani.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy