email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS Italia

Magnifica presenza y los fantasmas en Google

por 

- La historia gay de fantasmas de Ferzan Ozpetek es un homenaje al cine y al arte sublime de la interpretación, subrayando la importancia de la memoria en un juego de espejos entre presente y pasado

Magnifica presenza y los fantasmas en Google

Ferzan Ozpetek ha cambiado de barrio dentro de Roma: del popular Testaccio, donde se desarrollan sus películas más célebres, al burgués Monteverde, escenario de Magnifica presenza [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, una producción de Fandango y Faros Film con la colaboración de Rai Cinema, que llegará a la cartelera italiana el 16 de marzo de la mano de 01 Distribution.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La “magnífica presencia” del título es Pietro (Elio Germano), un joven siciliano que va a vivir a Roma persiguiendo el amor de una noche y el sueño de ser actor. Pietro es puro, “un gay que no consigue ser gay”, como confiesa a su querida prima María (Paola Minaccioni). Por las noches trabaja en una panadería, mientras que de día participa en infinitos castings. Así transcurre su vida hasta que alquila el segundo piso de una antigua casa y empieza a ver fantasmas. También ellos son actores, de una compañía teatral de los años 40, fallecidos en trágicas circunstancias. Dando la vuelta a la lógica, para los muertos, que no saben que lo están (como en Los otros), la “presencia” es Pietro.

Tras el paso en falso de Un giorno perfetto [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(2008) y el éxito de Tengo algo que contaros [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(2010), Ozpetek vuelve a conjugar drama y ligereza, como en su obra más lograda, El hada ignorante (2001), aunque ampliando sus horizontes. De hecho, Magnifica presenza no sería más que una original historia de gays y fantasmas sobre el orgullo de ser distinto (definición de Germano) si no fuese por el uso del tema de la memoria. Como Davide (Massimo Girotti) en La finestra di fronte (2003), homosexual judío que consiguió evitar las deportaciones nazis en 1943, los fantasmas de esta película han sido víctimas del régimen fascista.

Bajo esta perspectiva, la obra del realizador nacido en Estambul es un homenaje al cine (la “magnífica presencia” del imaginario moderno) y en general del arte sublime de la interpretación (la palabra “fantasma” viene del griego “phantázein”, que significa “mostrar, hacer ver”). Más que a “Seis personajes en busca de autor”, la obra más famosa del dramaturgo Luigi Pirandello, en la cual la guionista Federica Pontremoli dice haberse inspirado, Magnifica presenza recuerda a una hermosa película de 1961 dirigida por Antonio Pietrangeli y escrita por Ennio Flaiano, Fantasmi a Roma, en la que un grupo de espectros (liderados por Marcello Mastroianni y Sandra Milo) conviven en armonía con un anciano príncipe (Eduardo de Filippo) en una casa del centro de Roma.

En Magnifica presenza se produce un juego de espejos entre el presente y el pasado que la vuelven muy actual. Por ejemplo, Pietro busca en Google la historia de sus fallecidos compañeros de casa, para mostrarles qué les ocurrió realmente hace sesenta años.

Margherita Buy, Vittoria Puccini, Beppe Fiorello y Cem Yilmaz (un actor muy famoso en Turquía) se prestan a encarnar al fantasmagórico grupo, mientras que los personajes más físicos están interpretados por Elio Germano, en su enésima prueba superada brillantemente, y Paola Minaccioni, que se rescata de sus papeles exclusivamente cómicos para el teatro y la televisión. Además, enriquecen la película varios cameos, como los del director Daniele Luchetti (que se interpreta a sí mismo) y Mauro Coruzzi (más conocido como Platinette), en una escena felliniana totalmente superflua pero muy potente visualmente: el carismático travesti Badessa acoge a Pietro en una sastrería subterránea en la que decenas de transexuales hacen sombreros.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy