email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS Francia

Bad Seeds: la trampa de Safy Nebbou

por 

- Emile Berling interpreta a un adolescente que debe enfrentarse al secreto de un secuestro que no sale como se esperaba

Bad Seeds: la trampa de Safy Nebbou

Con The Giraffe's Neck, Safy Nebbou inició un camino relativamente original en el panorama francés, situado a medio camino entre el cine comercial y las películas de autor, como también vimos en La marca del ángel [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
y Dumas [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
. En Bad Seeds [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, el director realiza una adaptación de L’âge bête, una novela policiaca de los conocidos Boileau y Narcejac, cuyas obras has inspirado muchas películas anteriormente, como las célebres Las diabólicas, de Clouzot, y Vértigo, de Hitchcock. Produce Diaphana, que se encargará también de su distribución en Francia a partir del 15 de agosto. El resultado de mezclar thriller y estudio psicológico sobre la inestabilidad adolescente, la relación padre-hijo y las discusiones resulta bastante interesante.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Todo comienza con un rapto nocturno a toda velocidad, un largo viaje en coche, a pie y en barco por un paisaje inquietante (fuerte lluvia, bosque…). La víctima gime, tiembla y se paraliza por el miedo ante dos figuras enmascaradas y mudas que la encierran en una cabaña aislada de los estanques de la región de Poitou. ¿Quiénes son estos secuestradores? ¿Qué quieren de ella? La primera frase ("nos vemos mañana en clase") nos da la respuesta a la primera pregunta: son dos adolescentes. El primero, Greg (Kevin Azaïs, en la foto), es el hijo de un mecánico y está a punto de ser expulsado del instituto por amenazar a una profesora con unas tijeras; más tarde se vengará de la docente (Sarah Stern). El segundo de ellos, Louis (Emile Berling), hijo único del director, sigue al otro por amistad, pero también para llenar inconscientemente el vacío que hace unos años dejó la muerte de su madre en un accidente y la inmensa falta de comunicación que existe desde entonces entre su padre (Charles Berling) y él en casa. Pasan dos días hasta que Greg acepta liberar a la mujer, pero en el camino sufre un grave accidente de coche. De repente Louis se encuentra solo con el terrible secreto y un territorio confuso ante él. ¿Qué debe hacer? ¿Liberar a la joven? ¿Contar todo a su padre? El adolescente arrastra demasiadas emociones contenidas hacia un doble y peligroso juego en el que no controla nada…

Bad Seeds, rodada eficazmente en la naturaleza salvaje en contraste con interiores fríos y estrechos (la casa de Louis, el colegio, el hospital), aporta novedades en el retrato de un adolescente atrapado en algún tipo de fatalidad. Su hilo conductor es quizás un poco artificial en el plano narrativo (un revólver aparece en el momento oportuno), pero el director ha logrado cuidar un suspense elaborado con habilidad. Limitando la acción de la víctima a algunas secuencias físicas, Safy Nebbou ha preferido centrarse en la opacidad de su protagonista (un brillante Emile Berling), que, sin saberlo, efectúa una búsqueda purificante de tipo psicoanalítica. Una dimensión que el largometraje aborda con prudencia, oculta bajo la apariencia de película negra en la que quizás falta esa pizca de maldad que da su especificidad al género, esa cara oscura en la que Safy Nebbou todavía no se ha sumergido por completo, pero solo falta que él tome la decisión, pues como el director talentoso que es, está preparado para la experiencia.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.