email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2012 Concurso

Ciprì despliega su cinismo en una Palermo surrealista

por 

- La primera película italiana en competición en Venecia, È stato il figlio, combina lo grotesco y el drama, con un tragicómico Toni Servillo como protagonista

Ciprì despliega su cinismo en una Palermo surrealista

È stato il figlio [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
(lit.: “Ha sido el hijo”) es la primera película que dirige Daniele Ciprì sin Franco Maresco (juntos han firmado Il ritorno di Cagliostro, Totò che visse due volte, Lo zio di Brooklyn) y es también la primera película italiana presentada a concurso en la presente edición del Festival de Venecia. Excelente en su faceta de director de fotografía, Ciprì compite por el León de Oro, entre otros, con Marco Bellocchio y su Bella addormentata [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Marco Bellocchio
ficha de la película
]
(lit.: “Bella durmiente”).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Basada en la novela homónima de Roberto Alajmo, que ha sido adaptada por Ciprì y Massimo Gaudioso, la película se mueve en lo grotesco y lo trágico en una Palermo cutre, surrealista y atemporal, reconstruida en el barrio Paradiso de Brindisi, en Apulia.

El encargado de narrar la vieja historia de la familia Ciraulo es Busu (interpretado por el chileno Alfredo Castro protagonista de las películas de Pablo Larraín), mientras espera su turno en la oficina de correos. El padre de la familia, Nicola Ciraulo (encarnado por Toni Servillo, que explota al máximo sus registros tragicómicos) es una especie de Homer Simpson siciliano, como ha dicho el propio autor del libro, Alajmo. Para mantener a su familia vende el hierro que extrae de barcos abandonados. El resto de miembros de la familia son la madre Loredana (Giselda Ciraulo), los abuelos Fonzio y Rosa y los hijos Tancredi y Serenella.

La tragedia estalla tras un día en la playa. La pequeña Serenella, como si tuviese una corazonada, no quiere volver a casa. En un ajuste de cuentas mafioso, una bala perdida mata a la niña. Tras el luto, llueve el maná del cielo. Los familiares tienen derecho a una indemnización por parte del Estado de 113.000 euros. Pero el pago se retrasa y Nicola se ha cargado de deudas. Al final, el dinero termina llegando, pero no queda demasiado. Lo único que se le ocurre al cabeza de familia es comprarse con el dinero un lujoso Mercedes. “Es la manera de enseñar a todos que nos hemos hecho ricos”, se justifica.

A veces el dinero llama a la sangre y ese Mercedes será el causante de un trágico enfrentamiento entre padre e hijo, tras el cual las mujeres de la familia mostrarán toda la miseria material y humana de ese universo que Ciprì ha descrito desde sus inicios en la televisión con “Cinico Tv”.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy