email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

INDUSTRIA Francia

Frente unido contra TPS

por 

Alianza entre las dos principales organizaciones profesionales del cine francés, el BLIC y el BLOC, representadas por sus respectivos presidentes, Marin Karmitz y Robert Guédiguian, para obligar a la cadena por cable y satélite TPS a respetar la obligación legal que protege al cine francés. El objetivo: presionar al Consejo Superior de televisión a que ejerza su papel de árbitro.
El punto de la discordia se refiere al decreto que, desde el pasado 1 de enero de 2003, impone a los canales TPS, Cinéma y CinéCinéma, las mismas obligaciones que a Canal+: una inversión anual en la producción cinematográfica francesa calculada con base en un mínimo garantizado por cada abonado, y una cláusula de diversidad (por lo menos el 45 por ciento para películas con un presupuesto inferior a 5,34 millones de euros, en el caso de Canal+). Además, el BLIC y el BLOC piden también que se creen ayudas para la distribución. Consejo Superior de Televisión para que desbloquee rápidamente la situación. Un arbitraje tan esperado que se llevará a cabo antes de las negociaciones de las obligaciones de Canal+ para 2004.
El BLIC incluye a la Asociación de Productores Independientes, la Federación Nacional de Cines Franceses (FNCF), la Federación Nacional de Distribuidores de Películas y la Federación de Industrias Técnicas de Cine, Audiovisual y Multimedia (FICAM). El BLOC agrupa a la Cámara Sindical de Productores y Exportadores Franceses, a la Unión de Productores Franceses, al Sindicato de Productores Independientes (SPI), a la Sociedad de Directores de Cine (SRF), a la Sociedad de Distribuidores Independientes, al Grupo de Cine Experimental así como a autores y artistas independientes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.