email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

INDUSTRIA Francia

Europa fue el nudo gordiano de los Encuentros Cinematográficos de Dijon

por 

- En dos días de debates encendidos los profesionales de la industria cultural manifestaron su impresión de que la Comisión Europea está en su contra

Europa fue el nudo gordiano de los Encuentros Cinematográficos de Dijon

La incomprensión entre los profesionales del mundo del cine y la Comisión Europea parece total en vistas de los debates celebrados en Dijon como parte de los 22° Encuentros Cinematográficos organizados por la ARP, entidad que reúne a guionistas, directores y productores. Bajo la batuta del oscarizado Michel Hazanavicius, los cineastas franceses han recordado que la industria cultural europea es líder mundial en su sector no solo desde un punto de vista artístico, sino también en cuanto a crecimiento económico y creación de empleo, al contrario del mundo digital y de las telecomunicaciones, dominado por los operadores norteamericanos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Los directores de la ARP han salido en defensa del modelo francés, según el cual los difusores de sus obras deben participar en su financiación, y han pedido, entre otras cosas, que se valide lo antes posible el impuesto a los distribuidores de servicios de televisión que negocian estos días Francia y la Comisión Europea (leer más). Esta reivindicación la ha escuchado de primera mano la ministra de cultura francesa, Aurélie Filipetti, que ha anunciado que transmitiría el llamamiento a Bruselas y considera indispensable arrojar luz sobre la fuerza económica de los mecanismos de excepción cultural para vencer "cierta ortodoxia de la competencia y los mercados". Por su parte, Eric Garandeau, presidente del Centre National du Cinéma et de l’image animée (CNC), ha anunciado que 20 agencias nacionales de cine europeo habían manifestado su apoyo a la posición de Francia. "Nos dicen que tenemos que sacrificar todo en favor de los operadores de telecomunicaciones porque son el futuro, justo cuando los grandes conglomerados afirman que en este momento la riqueza ya no reside en los canales, sino en los contenidos". Garandeau también ha apuntado que si uno de los eslabones de la cadena de la financiación se niega a contribuir, los demás podrían verse exonerados de participar. Henrik Bo Nielsen, director general del Danish Film Institute, se ha hecho eco de este análisis y ha manifestado que un mercado único digital y centralizado para el cine europeo podría causar estragos y que es preciso respetar el hecho de que más del 90% de la financiación del cine provenga de otros países.

La extraña sensación de que la Comisión Europea va contra los intereses del sector cultural ha condicionado todos los asuntos tratados durante los debates de estos encuentros. En su intervención sobre el desarrollo de las plataformas VOD, Rodolphe Belmer, director general de cine de Canal + ha declarado: "no podremos avanzar ni resistir si el Estado no aprueba las reglas para todos. Si no, no podremos competir con entidades como Apple, Google o Netflix, que no tienen obligaciones de financiación y disponen de unas condiciones fiscales ventajosas". Esta advertencia es la voz de alarma que resuena como un llamamiento en favor de una voluntad política clara tanto en Francia como en Europa.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.