email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SEVILLA 2013

When Evening Falls on Bucharest or Metabolism: detrás de la ficción

por 

- La sección oficial hispalense acoge la tercera película del rumano Corneliu Porumboiu, un estático y discursivo retrato de lo que se oculta detrás de un rodaje cinematográfico

When Evening Falls on Bucharest or Metabolism: detrás de la ficción

When evening falls on Bucharest or Metabolism [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
es el tercer largo de Corneliu Porumboiu, un cineasta de 38 años que ganó la Cámara de Oro de Cannes 2006 con su ópera prima 12:08 East of Bucharest [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Corneliu Porumboiu
entrevista: Daniel Burlac
ficha del filme
]
, además de recorrer medio planeta de festival en festival. También su segundo trabajo, Policía, adjetivo [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Corneliu Porumboiu
ficha del filme
]
, visitó Un Certain Regard, logrando los premios FIPRESCI y el del Jurado en dicha sección. Ahora llega al Festival de Cine Europeo de Sevilla, dentro de su sección oficial, -como también al Lisbon & Estoril Film Festival- con otra cinta proclive a ser acogida con entusiasmo en el circuito festivalero tras pasar por Locarno y Sarajevo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
Les Arcs November Internal

Porumboiu nos presenta a sus personajes dentro de un coche que recorre una ciudad. Son un hombre, Paul, y una mujer, Alina. Pronto descubrimos que son gentes del cine. Pero aún no vemos sus rostros, sólo oímos sus voces. La cámara está situada en el asiento de atrás y nos convierte en pasajeros invitados a compartir su intimidad. Paul se descubre como un neurótico que cuestiona el futuro del cine, hablando de nuevas formas de consumirlo y de su incierto devenir. También de que le gustaría sacar a Alina desnuda en el film que están rodando. Cine dentro del cine. Director y actriz/musa en un espacio reducido, fuera del plató y lejos de los focos. 

Lo que sigue será la crónica de un rodaje desde una óptica completamente alejada del romanticismo o la idealización: no, esto no es La noche americana. Con su cámara estática, con planos distantes que construyen cuadros fríos, Porumboiu va descubriendo ante nuestros ojos el tipo de relación, oculta, dependiente, mutable y repleta de mentiras hacia el mundo exterior, de esta pareja cuya fecha de caducidad está condicionada por el fin del rodaje en el que participa. Por eso Paul, interpretado por Bogdan Dumitrache (visto en La postura del hijo [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Calin Peter Netzer
ficha del filme
]
), hará lo posible por alargar la filmación, recurriendo a subterfugios que le pondrán en evidencia delante de la productora de la cinta.

Y es que el espectador pocas veces imagina que detrás de un rodaje hay relaciones muy estrechas, dependencias, celos, ambición y otras miserias. Aquí asistimos a esos ensayos que modifican guiones, a comidas en cuyas conversaciones queda patente la ignorancia cinematográfica de algunos que se dedican al séptimo arte y a la radiografía de esas pequeñas miserias que todos, de una manera u otra, también aireamos cuando se apagan las luces de esa ficción que es nuestra vida a ojos de los demás.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.