email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2017 Fuera de competición

La Mélodie: música para las masas

por 

- VENECIA 2017: Kad Merad se vuelve Michelle Pfeiffer en la película para el gran público de Rachid Hami, que debe mucho a Mentes peligrosas, con la ayuda esta vez de instrumentos de cuerda

La Mélodie: música para las masas
Kad Merad en La Mélodie

En La Mélodie [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, el primer largometraje de Rachid Hami, presentado fuera de concurso en el Festival de Cine de Venecia, Simon (un Kad Merad casi irreconocible) un violinista con mucho talento y que necesita desesperadamente un trabajo; tanto que termina impartiendo clases musicales en una escuela parisina. Aunque no es precisamente un pedagogo de nacimiento, con la ayuda de Farid (Samir Guesmi) lentamente empieza a relacionarse con sus problemáticos estudiantes, especialmente el tímido Arnold (Alfred Renély), a quien un día pilla mirando por la ventana, completamente asombrado por la música. Pero con el concierto de fin de año, los niños deben hacer el doble de trabajo, al igual que Simon.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Por todas esas fascinaciones y modas técnicas que duran aproximadamente lo que tarda John Waters en decir “Odorama”, hay una cosa en el cine que siempre es exactamente igual: su amor incondicional por alguien que tiene las de perder (el término inglés "underdog"). A no ser que ya sean cínicos a más no poder, eso es exactamente lo que la gente quiere ver: quiere que el equipo jamaicano de bobsleigh compita en las Olimpiadas de Invierno; quiere que un equipo de baloncesto juvenil de un pequeño pueblo de Indiana gane el campeonato estatal mientras reciben gritos de Gene Hackman; y quiere que un empollón acabe teniendo su venganza. Y no hay absolutamente nada de malo en ello. 

La Mélodie se basa en esa lógica sin ninguna vergüenza. Seguramente ya hayas visto esta película antes: es basicamente Mentes peligrosas cruzada con Los chicos del coro [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
de Christophe Barratier de nuevo, con la diferencia de que ahora el joven prodigio debe practicar en el tejado de un alto edificio parisino. No solo abraza los clichés, sino que se reboza en ellos como un cerdo que ha encontrado demasiadas trufas y está perdiendo la cabeza. Pero aunque la fórmula sea rancia, historias como esta encuentran una audiencia mundial año tras año por una simple razón: son divertidas.

La película de Hami no es una excepción, ya que por todos sus personajes rotos, y hay unos pocos, el director de Argelia prefiere claramente entretener antes que educar. Y lo consigue, con la ayuda de un juguetón reparto de debutantes que asocian la música clásica con el himno de la Champions League, e incluso la musa de Agnès Varda, Corinne Marchand en un breve cameo. No hay premios por adivinar cómo va a suceder la trama, pero es un ingenioso esfuerzo que es lo suficientemente indoloro como para ignorar ese ligero regusto a artificial que deja.

La Mélodie fue producida por Nicolas Mauvernay para Mizar Films, y coproducida por France 2 Cinema, UGC y La Cité de la Musique – Philharmonie de Paris. UGC se encarga de las ventas internacionales.

(Traducción del inglés por Daniel Doblado)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.