email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VISIONS DU RÉEL 2018

Crítica: My Father Is My Mother’s Brother

por 

- El potente y emotivo documental del director ucraniano Vadym Ilkov fue galardonado con el prestigioso Régionyon Jury Prize en el festival Visions du Réel

Crítica: My Father Is My Mother’s Brother

El potente y emotivo documental My Father Is My Mother's Brother [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Vadym Ilkov, recibió el premio del jurado, Régionyon Jury Prize, a la película más innovadora de la competición internacional en el festival Visions du Réel. Un premio más que merecido para una película de estética fascinante que narra con respeto y valentía la historia de una familia moderna que lucha contra las adversidades, pero también por las alegrías de la vida.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Anatoly Belov, un artista de la escena underground ucraniana, que encarna la esencia punk de Courtney Love y el encanto andrógino de Martin Gore, debe hacerse cargo de su sobrina pequeña, Katya, que ahora lo considera su padre. Su madre, Anya, no puede cuidar de ella debido a sus constantes ingresos en el psiquiátrico; por lo que decide entregársela a su hermano para que éste se convierta en una figura de referencia y apoyo emocional para la niña. Anya aparece siempre en penumbra o iluminada desde atrás, de perfil, mientras fuma un cigarrillo con fruición, bebe una taza de té o ve hipnotizada la televisión. Estas escenas de soledad y aislamiento diarios la convierten en una especie de sombra entre las sombras, una presencia o ausencia a punto de desaparecer. 

En contraste con su realidad etérea y misteriosa, encontramos a Anatoly y Katya, cómplices en buscar un balance familiar que no siempre se consigue. Ilkov graba escenas de la vida cotidiana pero que también desbordan una creatividad inusual, momentos que son a la vez íntimos y compartidos, personales y universales. Ilkov acompaña la intensidad y la energía de las actuaciones de Anatoly con planos fijos de Katya durmiendo en los brazos de su padre adoptivo. La música de Anatoly se convierte en el pegamento que une esas dos realidades aparentemente distantes: su identidad como artista y su identidad familiar. La escena en la que Anatoly canta el estribillo de una de sus canciones (“fuck me please”) mientras Katya duerme plácidamente en sus brazos es de una intensidad excepcional.

My Father Is My Mother's Brother se alimenta de estas contradicciones aparentes y las presenta al público para demostrar que la fragilidad y la fortaleza, así como la luz y la sombra, pueden convivir en armonía en el mismo espacio. Vadim Ilkov retrata a una familia que no cae en los clichés, que es libre y está orgullosa de ello, a pesar de las dudas, de algunos momentos difíciles y de la tensión inevitable. El punto fuerte de My Father Is My Mother's Brother reside en su libertad, su sencillez, la intensidad de sus escenas y la valentía de sus personajes: antihéroes modernos en busca de la felicidad.

My Father Is My Mother's Brother ha sido producida por Studio Garmata Film Production, mientras que Darya Bassel gestiona los derechos internacionales.

(Traducción del italiano por Carolina Benítez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.