email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS Austria

Crítica: Crush My Heart

por 

- “Los mendigos no pueden elegir” sería el mensaje central del debut como directora de Alexandra Makarová, una fatídica historia de amor romaní situada en Viena

Crítica: Crush My Heart
Simona Kováčová y Roman Pokuta en Crush My Heart

Durante dos años, Alexandra Makarová ha estado investigando ambos países para prepararse para Crush My Heart [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, su debut como directora, una historia multidimensional que aborda la explotación de jóvenes “importados” de Eslovaquia oriental para trabajar como trabajadores sexuales o mendigos. Un estudio en profundidad de las vidas de la comunidad romaní que vive a las afueras de Viena y en barriadas en Eslovaquia fue vital a la hora de comprender los mecanismos de la trata de personas y de las duras condiciones en las que viven los nuevos esclavos. Para la directora, su inspiración fue un encuentro con un niño romaní que lleva muchos años mendigando por las calles de Viena. Son sus historias, y las que le ha contado la gente con experiencias similares, las que sirvieron como modelo para la película. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Rocky (František Balog) vive de los jóvenes cuyas familias le deben dinero, obligándolos a viajar a Austria para que salden sus deudas. Todos están pagando por la ingenuidad de sus padres o la ignorancia respecto a su propia libertad, y su torturador los mantiene apretados como sardinas en la habitación de una destartalada casa, oculta en el patio interior en un anónimo distrito vienés. El pequeño ejército de esclavos está formado por Terezka (una excelente Simonida Selimović), una joven madre forzada a prostituirse, su hijo Sandokan (Maximilian Six), de doce años, su mejor amiga Jessica (Martin Gábor) – una compañera travestida, y Pepe (Roman Pokuta), el sobrino de Rocky, un adolescente bondadoso. Pepe, que dedica sus días a mendigar en las calles de Viena y a cumplir cada uno de los deseos de Rocky, sufre palizas y humillaciones como recompensa por su lealtad. En algún recóndito lugar de su mente, cree que está trabajando para su tío, un miembro de su familia que supuestamente se ocupa de cuidarlo. La vida de Pepe cambia con la llegada de una niña nueva, Marcela (Simona Kováčová), que lo cautiva, y también a su tío. Bajo el riesgo de acabar en la calle como prostituta como Terezka, Marcela se apresura a aceptar la oferta de Pepe para aprender el oficio de mendiga, sin embargo, en lugar de evitar lo peor, enciende la pasión de Rocky, que no se siente tan atraído por su belleza como por el firme rechazo a sus insinuaciones. La pesadilla está a punto de empezar.

Makarová desvela un mundo intransigente y utiliza métodos seguros pero no exentos de problemas para atraer al público. Para hacer a sus protagonistas más accesibles y humanos, coquetea con clichés, dejando que se caigan en los roles estereotipados de delincuente, ramera, virgen y trágico salvador. Cuando brota el amor entre Pepe y Marcela, la película sigue una línea que va de alegre a infeliz. 

La sólida interpretación de František es lo que predomina en un reparto mayoritariamente no profesional. La banda sonora, compuesta por  Johannes Winkler, es asombrosamente buena, y se inspiró en las canciones romaníes tradicionales, cantadas por Vanja Toscana de Almeida

El trasfondo del guión, demasiado emocional, escrito por Makarová y Sebastian Schmidl, cumple su propósito en la mayor parte de las escenas cruciales de la película, que reciben el apoyo del trabajo de cámara de  Georg Weiss, que alterna entre una fotografía nítida y clara e imágenes salpicadas de color.

La película, que tuvo su estreno mundial en el Diagonale de Graz a comienzos de año y que ahora está en competición en el Art Film Fest Košice, ha sido producida por el veterano actor austríaco Simon Schwarz y Konstantin Seitz para Alternative Productions-Konstantin Seitz y Beta Cinema se encarga de sus ventas.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.