email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS Francia

Crítica: Buscando la perfección

por 

- Julien Faraut firma un documental fascinante sobre la realidad del tenis, el arte del movimiento y la interioridad del juego, con el icónico John McEnroe

Crítica: Buscando la perfección

"No estamos viendo la enésima cinta sobre tenis, ni siquiera una película sobre John McEnroe, somos los cámaras de un film en construcción". Actualmente, en la era de los eventos mundiales inmortalizados por 1000 cámaras y demás lentes, ¿quién se atreverá a seguir creyendo en la posibilidad de retratar un deporte o un campeón de masas mediante una mirada cinematográfica original? A su manera, Douglas Gordon y Philippe Parreno ya intentaron transplantar el arte contemporáneo al fútbol con Zidane, un portrait du 21e siècle (presentada fuera de competición en Cannes 2006), pero nada puede compararse realmente con el sorprendente documental Buscando la perfección [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(L’Empire de la perfection), de Julien Faraut, que fue presentado en el Forum de la Berlinale 2018 (donde obtuvo el premio a mejor película, que otorgan los lectores del Tagesspiegel) y se ha estrenado esta semana en las salas francesas de la mano de UFO Distribution.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Proyecto nacido a partir del descubrimiento en el INSEP (Institut National du Sport, de l'Expertise et de la Performance) de una serie de tomas nunca usadas de John McEnroe (entonces número 1 mundial de su deporte) en el torneo de Roland-Garros 1984, el film sigue los pasos de Gil de Kermadec, encargado por su Federación con la labor de capturar imágenes destinadas a la enseñanza del tenis. Una misión que le llevó a progresar desde las rígidas y aburridas cintas de formación al estudio en vivo de los movimientos de los campeones. Una trayectoria que llevará a su operador de cámara, su ruidosa Arriflex 16 mm y su enorme micro hasta el filo de la pista central, a dos pasos de la silla del explosivo John McEnroe, para capturar tomas centradas exclusivamente en la estella estadounidense de la pequeña pelota amarilla.

"No vemos a los dos jugadores, no vemos los intercambios, da la impresión de que juega contra sí mismo". Lo que ofrece Buscando la perfección es un hipnotizante análisis de la técnica (a través de la descomposición del movimiento) y de la personalidad del campeón.  Una investigación que parece simultáneamente un ballet sutil y una pelea de boxeo, una búsqueda de lo invisible para los ojos que recuerda a las ideas del célebre crítico de cine Serge Daney, para quien "la tierra batida crea ficción, pues el tenis se basa en una cuenta atrás relativa, en la capacidad de los jugadores de crear tiempo para ganar". Un juego al que John McEnroe se dedicaba en cuerpo y alma ("la hostilidad es su droga, pero cuidado, ¡es un truco!"), y su extraordinaria sensibilidad (en particular con la presencia de cámaras) se acompañaba de estallidos desproporcionados y sumamente ilógicos sobre sus logros deportivos, pues su carrera estaba lejos de terminarse. Un perfeccionismo fuera de lo común que encontró su cima dramatúrgica el 10 de junio de 1984, en la final de Roland-Garros contra Ivan Lendl, un duelo fabuloso montado en elipses y a la altura de los mejores westerns. 

Convincente mezcla de tratado tenista y psicología deportiva en acción, L'Empire de la perfection es un documental atípico que se libera de las convenciones del uso de imágenes de archivo para crear un recorrido narrativo muy personal (con la voz, en la versión francesa, de Mathieu Amalric), a menudo imprevisible y siempe apasionante, tanto visualmente (por la variedad de procedimientos) como a nivel del comentario (muy interesante) y la música (compuesta, entre otros, por Zone libre).

Producida por UFO Production, Buscando la perfección es vendida por Film Constellation (la filial británica de Playtime).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy