email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2018 Piazza Grande

Crítica: Ruben Brandt, Collector

por 

- LOCARNO 2018: La nueva película de Milorad Krstić es una de las mejores películas animadas que han salido en Europa desde Bienvenidos a Belleville

Crítica: Ruben Brandt, Collector

“En mi sueño, yo era dos gatos y jugábamos entre nosotros”. Esta frase del escritor húngaro Frigyes Krainthy, que fue el primero en proponer la teoría de los seis grados de separación, da el pistoletazo de salida a la sublime aventura animada escrita, dirigida y diseñada por Milorad Krstić. Nacido en Eslovenia y residente en Budapest desde 1989, el director, que también es pintor, escultor, documentalista y artista multimedia, no ha trabajado en ninguna película desde 1995, año en que dirigió el corto animado, My Baby Left Me (Oso de Plata en Berlín y premio a la mejor primera película en Annecy) y su vuelta al séptimo arte nos recuerda todo lo que nos hemos perdido en este tiempo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Ruben Brandt, Collector [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
 está sumergida en el arte, el psicoanálisis y el cine, cada fotograma de este inmaculado festín visual de dibujos está repleto de referencias (desde Caravaggio a Picasso, desde Einstein hasta Hitchcock, y desde Elvis hasta Rambo). Ha sido proyectada en la Piazza Grande en el Festival de Locarno y es una de las mejores películas de animación que han salido de Europa desde Bienvenidos a Belleville [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
.

Ruben Brandt es un terapeuta artístico que se despierta de un mal sueño diciendo: “mis pesadillas se están volviendo más y más fuertes: los personajes de los cuadros continúan atacándome”. Es el momento oportuno para que la cleptómana Mimi entre en su vida. Se las ha arreglado para escapar de las garras del apuesto detective Kowalski tras robar el Abanico de Cleopatra del museo del Louvre. Mientras corren por las calles de París, las referencias a películas y obras de arte aparecen literalmente en cada esquina y con una agudeza a la que solo Ready Player One de Spielberg puede aspirar. Y así comienza este thriller noir que tiene un argumento simple del tipo Ocean’s Eleven, en el que Mimi une fuerzas con Brandt y un grupo de inadaptados en un plan para robar todas las pinturas cuyos personajes han estado apareciéndose en los sueños de Brandt. La lista de trece pinturas es como una guía rápida del mundo del arte y parte de la alegría de Ruben Brandt es ver cuáles pinturas que lo han embrujado. No es arruinar la diversión decir que aparece una gama de obras desde Botticelli hasta Andy Warhol. Cuando la tropa va a reclamar un cuadro, la figura comienza a transformarse y rinde tributo al artista en cuestión. Todo esto, mientras se mantiene una estética propia del cine noir de los años 30 como núcleo central.

La película es un gran logro. La versión inglesa es un asalto a las sensaciones, en el mejor de los sentidos y también es digna de mencionar la sublime partitura compuesta por Tibor Cárl. Esta es una animación para la historia, para los frikis, aficionados y para los fans del entretenimiento puro sin adulterar.

Ruben Brandt, Collector ha sido producida por Ruben Brandt LLC, fundada por Hungarian National Film Fund y financiada por Hungarian Film Incentive. Sus ventas internacionales son controladas por HNFF World Sales.

(Traducción del inglés por Miguel Ángel Martínez Gutiérrez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.