email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2018 Fuera de competición

Crítica: ISIS, Tomorrow. The Lost Souls of Mosul

por 

- VENECIA 2018: Francesca Mannocchi y Alessio Romenzi ofrecen un preciso documental acerca de las consecuencias de convertir a niños en armas de guerra al servicio del ISIS en Iraq

Crítica: ISIS, Tomorrow. The Lost Souls of Mosul

En ISIS, Tomorrow. The Lost Souls of Mosul [+lee también:
tráiler
entrevista: Francesca Mannocchi, Aless…
ficha del filme
]
, proyectada fuera de competición en el Festival de Venecia, los codirectores Francesca Mannocchi y Alessio Romenzi entrevistan a varios adolescentes y algunas madres en la ciudad iraquí de Mosul. Todos ellos relatan su experiencia durante los tres años en los que la ciudad estuvo ocupada por los fundamentalistas del ISIS, así como la liberación de la misma en julio de 2017 y la forma en que esto ha afectado a sus vidas. Al hacer preguntas a ambos lados del conflicto, tanto a aquellos en la resistencia como a los que lucharon por el ISIS o vieron a sus familiares hacerlo, las respuestas obtenidas son muy diferentes y a menudo devastadoras. Los directores italianos realizan un gran trabajo al mostrar que, aunque las hostilidades hayan terminado oficialmente, las cicatrices emocionales y la confrontación entre los distintos bandos continúa. Cabe destacar la forma en que los directores muestran empatía por la propia situación de los niños soldado durante la guerra, en lugar de diferenciarlos según el bando por el que lucharon, partiendo de la premisa de que se trata simplemente de niños que han sido manipulados. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En total, 500.000 niños vivían en Mosul durante la ocupación de la ciudad. El documental arranca en enero de 2018, seis meses después del fin oficial de las hostilidades, cuando prácticamente todos los edificios habían sido bombardeados y las casas se habían convertido en tiendas de campaña improvisadas en campamentos de refugiados. La fotografía de la película es notable, recordando en algunos momentos a la forma en la que Werner Herzog logró capturar la belleza en la destrucción en su ensayo documental Lessons of Darkness (1992). Sentimos verdadera aprensión cuando un chico de 16 años describe cómo ISIS recluta a niños y logra persuadirlos de que el mayor honor en la vida es el martirio.

La acción nos traslada entonces hasta noviembre de 2016, durante el comienzo de la ofensiva para liberar Mosul. Mannocchi es una de las periodistas italianas más reputadas destinadas en la región, y en 2016 ganó el prestigioso Premiolino de periodismo. Junto con Romenzi, fotógrafo de guerra, realizaron la obra If I Close My Eyes para la televisión italiana ese mismo año, en la que se centraban en la generación perdida de refugiados en el Líbano. Sus trabajos ponen el foco en los costes humanos de la guerra, así como en el impacto psicológico que produce vivir en una situación de conflicto, prestando menos atención a la propaganda política. De todos modos, en el caso de su último documental utilizan de forma muy efectiva imágenes reales extraídas de los vídeos de reclutamiento del ISIS. La película termina con material rodado en mayo de este mismo año, imágenes recientes en las que los realizadores muestran la escasez de comida y la opresión que atraviesa actualmente la ciudad. Y lo que es más importante, logran que el público se olvide de los prejuicios que puedan tener acerca de los distintos bandos para  lograr que empaticemos con la situación de manipulación que atraviesan estos jóvenes. 

ISIS, Tomorrow. The Lost Souls of Mosul es una producción de FremantleMedia Italia y Rai Cinema en colaboración con la italiana Wildside y la alemana CALA Filmproduktion GmbH. Su agente de ventas internacionales es la israelí Cinephil.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.