email print share on facebook share on twitter share on google+

VENECIA 2018 Orizzonti

Crítica: The River

por 

- VENECIA 2018: La nueva película de Emir Baigazin, presentada este año en la sección Orizzonti, es probablemente una de las películas más extravagantes de toda la competición

Crítica: The River

El guionista y director kazajo Emir Baigazin ha conquistado al público de numerosos festivales durante los últimos años, ofreciendo películas como Harmony Lessons [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
 y The Wounded Angel [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
. Estas obras forman parte de una trilogía sombría que gira en torno al asesinato, pero mientras que en las dos primeras los personajes eran realmente culpables, la última entrega se limita a tratar la intención de cometerlo. Presentada este año en la sección Orizzonti del 75 Festival de VeneciaThe River [+lee también:
tráiler
entrevista: Emir Baigazin
ficha del filme
]
 es fácilmente una de las películas más visualmente extravagantes de toda la competición, reafirmando a Baigazin como un cineasta atrevido e independiente.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En un remoto pueblo de Kazajistán vive una familia con cinco hijos. El padre, estricto y violento, pone a su hijo adolescente al cargo de sus cuatro hermanos pequeños, mientras los supervisa en sus tareas cotidianas (que incluyen desde la construcción de un granero al cuidado del ganado). Aslan es un líder más amable que su padre, y se muestra comprensivo con los errores de los pequeños. A medida que la película se vuelve más y más surrealista, el joven los lleva hasta un río que cambia sus vidas. Después de nadar en sus aguas verdes y brillantes, los jóvenes no pueden evitar volver una y otra vez al lugar. Además, la forma en que realizan sus tareas domésticas se transforma por completo. Sin embargo, todo cambia cuando un misterioso visitante llamado Kanat llega al pueblo, portando una tablet llena de juegos que atraen la atención de los más pequeños, que acaban distanciándose de su hermano mayor.

Por primera vez en su carrera, Baigazin no sólo ha ejercido de guionista y director de la película, sino que también se ha hecho cargo de la dirección de fotografía. En sus manos, The River se convierte en una delicia para los ojos, adoptando un enfoque elegante pero sutil para la composición, utilizando tonos casi oníricos de azul  y beige, planos amplios y una cámara que se mueve sin prisa. Las imágenes de la película sugieren una historia que se mueve entre el mundo real y el mitológico, entre el reino de lo simbólico (algo parecido a un inconsciente colectivo) y algunos detalles muy concretos del mundo globalizado actual: la cultura popular y la tecnología invadiendo las vidas rurales, tranquilas y apacibles, fuera de la civilización occidental.

Es difícil hablar acerca de una premisa tan intrigante. La llegada de Kanat, que aporta la única referencia histórica en una película por lo demás atemporal, supone una presencia profundamente disruptiva en un lugar que representa un refugio contra los peligros del exterior. ¿Debemos tomarlo como una especie de advertencia contra los avances de la sociedad, mientras que se idealiza la vida rural de una manera un tanto torpe? ¿O tal vez las cualidades elementales de la película apuntan en otra dirección? Quizás se trata de una presencia ambigua que actúa como fuerza destructiva en algunos casos, mientras que en otros se refiere a algunas ideas profundamente arraigadas y convencionales sobre la forma en que percibimos el mundo.The River no se presta a respuestas fáciles, lo que podría ser su mayor defecto y al mismo tiempo una gran virtud. La película puede funcionar como un reflejo muy efectivo de la mente del espectador, como la superficie brillante de un río, que ofrece a cada persona un reflejo de lo que desea ver.

The River es una coproducción entre Kazajistán, Polonia, Noruega y Países Bajos, realizada por Norsk FilmproduksjonMadantsLudmila Cvikova C&P y Emir Baigazin Production.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.