email print share on facebook share on twitter share on google+

TORONTO 2018 Discovery

Crítica: Her Job

por 

- TORONTO 2018: El griego Nikos Labôt presenta un potente drama sobre las consecuencias de la crisis financiera griega y la necesidad del empoderamiento femenino en una sociedad desconcertada y herida

Crítica: Her Job
Marisha Triantafyllidou en Her Job

El griego Nikos Labôt, que ya cuenta con un buen recorrido festivalero a sus espaldas, dirigió tres cortometrajes en los últimos años, e incluso el último de ellos, The Dog, se llevó premios en numerosos festivales internacionales. Su primera incursión en el largometraje fue el documental creativo The Immortals at the Southern Point of Europe, que se presentó en 2013 en el Festival Internacional de Cine de Tesalónica. Her Job [+lee también:
tráiler
entrevista: Nikos Labôt
ficha del filme
]
 es el primer largometraje de ficción de Labôt, y ha tenido su estreno mundial en la sección Discovery del 43o Festival de Toronto.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En el centro del argumento se erige Panayiota, una ama de casa de 37 años (Marisha Triantafyllidou). Vive con su marido, Kostas (Dimitris Imellos), y sus dos hijos en un pequeño vecindario burgués de Atenas. La recesión financiera ha golpeado fuerte a la familia y Kostas ya lleva un tiempo sin empleo. La extrema presión creada sobre el núcleo familiar fuerza a Panayiota a abandonar la teórica seguridad de lo doméstico y a buscar un trabajo por primera vez en su vida. Cuando lo consigue, y encuentra un puesto de limpiadora en un centro comercial de la ciudad, se da cuenta de que sus prioridades han cambiado. Además de encajar la despiadada explotación que sufre en el trabajo, Panayiota también debe luchar contra los que no la dejarían salir de casa. Poco a poco, Panayiota evolucionará, forzada por las nuevas circunstancias, para forjarse una nueva identidad.

Labôt firma un potente y exigente drama social que retrata de una manera austera pero realista las consecuencias de la aún vigente crisis social y financiera que se ha tragado a la Grecia actual. Mientras este núcleo familiar de clase media se rompe – habiéndose considerado durante años parte de la burguesía, y encontrándose recientemente de vuelta en la clase trabajadora –, sus problemas, antes enterrados, salen rápidamente a la superficie. Y una vez más, es la mujer la primera que sufrirá con esto. Panayiota, la arquetípica madre-esposa-mujer trabajadora, y también en un “ejemplo a seguir”, debe demostrar constantemente a su familia, sus empleados y a sí misma, que merece ser respetada al mismo nivel que los demás, especialmente cuando su presencia se da por supuesta.

Desafortunadamente, esta es aún una situación corriente en una sociedad profundamente patriarcal en donde la explotación femenina es un lugar común, y en donde la violencia verbal y doméstica no solo han estado siempre presentes, sino que han sido agravadas por la crisis. Esta explotación también tiene lugar en los lugares de trabajo, en donde el salario medio es menor que 500 € al mes, y en donde los derechos de los empleados no son tenidos en cuenta. Además, en muchos casos, las mujeres necesitan luchar para exigir su merecido lugar en la sociedad: nada más que uno al mismo nivel que el de los hombres.

La heroína de la cinta se ve forzada a aguantar todo eso. Gracias a la orgánica y absorbente interpretación de Marisha Triantafyllidou, Panayiota es capaz de dar un nuevo ángulo a la lucha por el empoderamiento femenino en un ambiente tóxico. Claro, el cambio en Panayiota no sucede de un día para otro. Labôt, que escribió el guion junto a Katerina Kleitsioti, ofrece fragmentos de esta evolución en pequeños detalles cotidianos, que de manera lenta pero segura alteran el personaje de Panayiota y dan forma a su nueva personalidad. Cuando su sentimiento inicial de “independencia” financiera amenaza con cambiar los roles de género dentro de su familia, el equilibrio del anteriormente pseudo-tranquilo núcleo doméstico se pierde. En este momento, la lucha por la autonomía personal se convierte en una lucha por la supervivencia. Una supervivencia que solo se consigue a través de la autoliberación.

Her Job es una coproducción entre Grecia, Francia y Serbia, de Maria Drandaki (Homemade Films), Julie Paratian (Sister Productions) y Milan Stojanović (Sense Production). La película cuenta con el apoyo de Greek Film CentreERT SA, CNC, Film Center Serbia y Cineventure. Se desarrolló con el apoyo de SEE Cinema Network, y participó en la primera edición del programa de formación First Films FirstJour2Fête se ocupa de las ventas internacionales.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.