email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS Países Bajos / Alemania

Crítica: Living the Light – Robby Müller

por 

- La directora de fotografía convertida en directora Claire Pijman ha creado un poético documental sobre el legendario director de fotografía Robby Müller

Crítica: Living the Light – Robby Müller

Incluso si no conoces el nombre de Robby Müller,probablemente hayas visto su trabajo. Es famoso por sus colaboraciones con Wim Wenders, Jim Jarmusch y Lars von Trier, quienes han aportado anécdotas sobre el famoso director de fotografía, que murió en julio de este año con 78 años. Müller también filmó Barfly (1987) de Barbet Schroeder, Repo Man (1984) de Alex Cox y Vivir y morir en Los Ángeles (1985) de William Friedkin, si nombramos solo algunas de sus más de 70 películas. El documental de la directora de fotografía convertida en directora Claire Pijman, Living the Light – Robby Müller [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, celebra el trabajo del holandés, permitiendo que las imágenes poéticas hagan casi todo el trabajo y añadiendo comentarios de leyendas como Steve McQueen, Agnès Godard y von Trier. El documental participó en la categoría de documentales Venice Classics del Festival de Venecia, y resultará especialmente interesante para aquellos que quieran hacer sus propias películas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El núcleo de la película se consigue con los coetáneos y colaboradores de Robby, que cuentan cómo iluminaba las escenas, como en una secuencia de un dormitorio en Barfly en la que fabricó una tubería y la escondió detrás de las cortinas para que la luz rebotase contra la pared; y cómo usaba su intuición para capturar bellos momentos, como explica el editor Jay Rabinowitz al hablar sobre el plano subjetivo desde el Empire State Building, donde Müller se mueve instintivamente con un pájaro que cruza el fotograma. Como prueba el título, el empleo de la luz solar natural es lo que más fascina a Pijman, y hay cierta fascinación en la manera en la que Wenders en particular habla de sus colaboraciones; su confianza total en Müller resulta muy evidente.

A través de vídeos y comentarios que los acompañan, también nos hacemos una idea de algunos de los problemas personales de Müller, pues aparentemente fue quien insistió en el deprimente final de Paris, Texas, ya que acababa de divorciarse. También aprendemos que siempre estaba trabajando lejos de casa, lo que no era lo más adecuado para construir una relación. La película evita la narración cronológica y los tropos propios de las películas biográficas, lo que da lugar a observaciones poéticas y serenas en lugar de a un simple repaso de hechos.

Aunque se acerca en gran parte a la hagiografía, también hay un tono melancólico en la historia que se acentúa con la música a cargo de Jarmusch y Carter Logan, integrantes de la banda Sqürl. Esta atmósfera se prepara mediante un intertítulo creado con luz y sombra con el que se aclara que el documental se ha elaborado a partir de sus archivos, que contenían cajas llenas de cintas de 8 mm, polaroids y fotografías que Müller tomó; y que hace unos cuantos años una enfermedad le había hecho perder la capacidad de hablar. Así pues, sus imágenes hablan por él, aunque en algunas partes Pijman añade secuencias de Müller hablando, las cuales se incluyen en los extras del DVD, donde comparte sus pensamientos y su instinto cinematográfico. Es el digno tributo al trabajo de Müller.

Living the Light – Robby Müller ha sido producida por las productoras neerlandesas Moondocs y Stichting Docu Shot, y la alemana Chromosom Film GmbH. Wide House se encarga de la distribución internacional.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Marina García Gómez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy