email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

ZÚRICH 2018

Crítica: Trautmann

por 

- El director alemán Marcus H. Rosenmüller retrata las desventuras del legendario portero del Manchester City Bert Trautmann en su nueva película

Crítica: Trautmann
David Kross y Harry Melling en Trautmann

En la historia de la copa más antigua del mundo del fútbol, las hazañas del portero Bert Trautmann son legendarias. En días anteriores a que se permitiera la entrada de suplentes al terreno de juego (lo que curiosamente sigue siendo un misterio para los no iniciados en esta película), el portero del Manchester City Bert Trautmann se rompió el cuello durante la final de la FA Cup en el estadio de Wembley, pero siguió jugando hasta que sonó el pitido final. Tales hazañas dan pie a películas completas, y Trautmann [+lee también:
tráiler
entrevista: Marcus H. Rosenmüller
ficha de la película
]
se estrena como parte de las Gala Premiere en el Festival de Cine de Zúrich.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Lo quenos muestra el drama del director Marcus H. Rosenmüller (Grave Decisions [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
) es que jugar en esa final con el cuello roto está lejos de ser el hecho más heroico de la extraordinaria vida de Trautmann (interpretado por David Kross). Fue un prisionero de guerra nazi que después recibió insultos racistas durante años al convertirse en el primer futbolista alemán en jugar en la liga inglesa tras la Segunda Guerra Mundial. Tuvo que convencer a sus compañeros, a los hinchas y a la comunidad judía de Manchester de su derecho a jugar al fútbol y de que sus acciones como soldado no deberían ser lo único que lo definiera como persona. Sin embargo, estos detalles se suceden de manera que Rosenmüller es capaz de crear una historia romántica que es un canto a la vida, y no una sobre fútbol.

El director evita las escenas futbolísticas siempre que puede, pues para los actores es casi imposible recrear la tensión y la habilidad del deporte rey. En una secuencia perfectamente montada que repasa la trayectoria futbolística de Trautmann, las imágenes de archivo se entrelazan cuidadosamente con recreaciones. Durante la final, también se inserta de manera acertada un corte del hospital, donde se explica la rotura del cuello, y estos cortes se ayudan de elementos mágico-realistas y saltos temporales a lo largo de la película. Resultan menos acertadas las secuencias totalmente inventadas en las que se muestra cómo sacan a Trautmann del campo de prisioneros para que juegue con el St. Helens y cómo posteriormente se enamora de Margaret (Freya Mavor), la hija de su fanático entrenador (un divertido John Henshaw). La historia de amor está repleta de una cantidad de sentimentalismo innecesario en lo que se presenta durante la película como un matrimonio demasiado idealizado, incluso después de la trágica pérdida que sufrió la pareja. No se menciona la subsiguiente ruptura del matrimonio en los créditos finales, que sí detallan cuando murieron los personajes.

La omisión de los momentos tristes es una consecuencia de que la historia se relate en líneas generales y de que la película mantenga un tono lo más ligero posible, que recuerda al de la escena de fútbol en Kes de Ken Loach. Es una película que pretende agradar a toda la familia y que busca atraer a quienes no son aficionados al fútbol. Funciona como medio de entretenimiento, especialmente porque los hechos que conforman la biografía del portero son tan asombrosos que la película consigue impresionar al espectador a pesar de su tono sensiblero. Otra parte muy importante de la película son los flashbacks a un episodio de la guerra, que actualmente bien podrían indicar estrés postraumático, y que atormentaron a Trautmann durante su vida. En general, es una película divertida como los partidos de fútbol de ligas menores: consigue entretener porque hay mucha acción cerca de portería, pero la calidad global del juego no es de primera.

Trautmann es una coproducción germano-británica de Lieblingsfilm, Zephyr Films, Trautmann Ltd y British Film Company en colaboración con Square One Entertainment, ARRI Media y ARD/Degeto. Beta Cinema se encarga de la venta internacional.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Marina García Gómez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy