email print share on facebook share on twitter share on google+

VARSOVIA 2018

Crítica: The Delegation

por 

- El tercer largometraje de Bujar Alimani retrata a un personaje humano universal para entender cómo se construye la opresión, centrándose en los márgenes de la historia europea

Crítica: The Delegation

La última propuesta de Bujar Alimani, The Delegation, una coproducción entre Albania, Francia, Grecia y Kosovo, ha tenido su estreno internacional en la competición oficial del 34º Festival de Cine de Varsovia. La película aprovecha los márgenes de la historia europea reciente para construir un relato acerca de un personaje humano universal y los orígenes de la opresión institucional.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El realizador albanés, que comenzó su carrera como director de cortometrajes, ganó el Premio Cineuropa con su primer largo, Amnistia [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Bujar Alimani
ficha del filme
]
, en el año 2011. Su primera película se centraba en una historia de amor ambientada en una prisión, mientras que su segundo largometraje, Chromium [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Bujar Alimani
ficha del filme
]
, presentaba un relato iniciático en el núcleo de una familia disfuncional. En ambos casos, Alimani aprovechaba para explorar la realidad social y política de Albania, basándose en ejemplos concretos como el sistema de prisiones o las comunidades marginales, a través de historias íntimas y personales. Por el contrario, la protagonista de The Delegation es la propia historia política del país, mientras que los elementos dramáticos están relacionados con las complejidades del comportamiento humano. 

El relato está ambientado en Albania, en el año 1990, cuando el país parecía avanzar camino de la democratización mientras el viejo régimen comunista intentaba aferrarse al poder. Leo, un profesor y preso político, es liberado de su celda y trasladado hasta una peluquería. Sin ninguna explicación, los guardias de prisión y las autoridades lo meten en un coche y parten hacia un destino incierto. Poco a poco, entendemos que no se trata de una ejecución, ni tampoco de un simple traslado. Leo es conducido hasta Tirana, donde debe testificar a favor de las autoridades frente a un representante de las instituciones europeas que ha llegado a la ciudad como parte de una delegación. Sin embargo, antes de que pueda llevar a cabo esta tarea, todo se complica. 

Alimani elabora un retrato de un país cuyo sistema social y político ha dejado de funcionar, si es que alguna vez lo hizo. La idea de obligar a un preso político a testificar en favor del mismo régimen que lo ha encarcelado es en sí misma arrogante y ridícula, pero además se convierte en una tarea casi imposible debido a las circunstancias que la rodean: las pésimas infraestructuras de la Albania rural, la poca fiabilidad del automóvil en el que viajan, las tecnologías de comunicación defectuosas utilizadas por las oficinas gubernamentales y los funcionarios delirantes y soberbios, que exhiben un claro sadismo hacia los menos poderosos. Alimani pretende demostrar que ningún sistema es opresivo en sí mismo, sino que esta opresión se va conformando a medida que ciertos personajes se aprovechan del sistema para descargar su rabia y frustración sobre los demás. 

The Delegation mantiene un tono serio durante todo el metraje, pero también habría podido funcionar como una comedia negra y absurda, en la que los representantes oficiales de un país tratan de aferrarse a un sistema que está a punto de desmoronarse. Algunas partes son más convincentes que otras, pero la historia de la película confirma el dicho, popular entre guionistas, de que una trama es tan buena como su villano. Asllan, el representante del régimen, interpretado de forma soberbia por Xhevdet Ferri, deja claro que el sexismo, el racismo y el odio buscarán siempre una oportunidad para acercarse al poder, en todas sus formas.

The Delegation es una producción de la albana Art Film shpk.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.