email print share on facebook share on twitter share on google+

ROMA 2018

Crítica: Butterfly

por 

- Alessandro Cassigoli y Casey Kauffman dirigen un interesante documental sobre los logros deportivos de Irma Testa, la primera boxeadora italiana en competir en las Olimpiadas

Crítica: Butterfly
Irma Testa en Butterfly

El realizador italiano Alessandro Cassigoli, que cuenta con una dilatada experiencia en Berlín como director de documentales para el canal francoalemán Arte, y el reportero estadounidense Casey Kauffman (Al Jazeera, Sky Italia) vuelven a unir fuerzas tras su exitoso documental The Things We Keep [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, ganador del Premio del Público en el Festival Biografilm. En esta ocasión la pareja de directores se centra en la vida de la la primera boxeadora italiana en clasificarse para unos Juegos Olímpicos: Irma Testa, una joven de 18 años nacida en Torre Annunziata (Nápoles). Butterfly, presentada en la sección Alice nella Città de la 13ª edición del Festival de Cine de Roma (celebrado del 18 al 28 de octubre), disecciona una emocionante aventura deportiva, ofreciendo a su vez un poderoso retrato de una joven que lucha por superar un fracaso que amenaza con arruinarlo todo. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En lugar de apuntarse a clases de baile como las demás niñas, con apenas 12 años Irma decide subirse al ring siguiendo los pasos de su hermana. La Boxe Vesuviana, donde entrena con el inteligente y paternal Lucio Zurlo, se convierte desde entonces en un segundo hogar para ella. Las cuerdas que rodean el cuadrilátero recuerdan a veces a una prisión, pero Irma las necesita como aire para respirar. Cuando la joven se clasifica con el equipo nacional para los Juegos Olímpicos de Río 2016, marcando un hito en la historia deportiva del país, su vida cambia por completo. Durante cuatro años se dedica exclusivamente a entrenar, lejos de su hogar, con el único objetivo de conseguir una medalla olímpica. Hay mucho en juego, y los medios de comunicación no paran de perseguirla para hablar sobre su historia “ejemplar”: una chica de los suburbios, criada en una de las zonas más violentas de Nápoles, convertida en la primera boxeadora italiana en participar en las Olimpiadas. 

Desgraciadamente, una vez en Río las cosas no salen como todos esperaban e Irma no logra superar la primera ronda. A partir de este momento comienza otra película muy distinta. La joven vuelve a casa y empieza a preguntarse si realmente merece la pena sacrificar su juventud y a sus seres queridos por el boxeo. Irma se plantea abandonar y buscar un trabajo en Torre Annunziata, donde las opciones son escasas ("si vuelves aquí acabarás trabajando como sirvienta en una cocina," advierte su madre), además de recuperar el tiempo perdido con su hermano Ugo, que con tan solo 13 años ya está faltando a clase y tomando malas decisiones. Irma se siente abrumada y arrepentida por todos los sacrificios que ha tenido que hacer, y decide planear un viaje a la Patagonia para embarcarse en un ritual chamánico y “liberarse de los cuatro años que malgastó con el equipo nacional”. Mientras tanto, todos a su alrededor quieren que vuelva al ring... 

Cassigoli y Kauffman dirigen una película que posee toda la autenticidad de un documental con un estilo de ficción, en la que exploran lo que ocurre tras un fracaso deportivo, tanto para la persona que lo sufre como para aquellos que la rodean. Se trata de una historia de logros y fracasos con un final todavía por escribir: Irma Testa se encuentra ahora mismo entrenando para los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio. La cinta está además acompañada por la música de Giorgio Giampà, un joven compositor italiano nominado a los premios Fénix (los Oscars latinos) por su trabajo en Tiempo compartido [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
.

Butterfly es una producción de Indyca y RAI Cinema, con la colaboración de MIBAC y Creative Europe MEDIA.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.