email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

ASTRA 2018

Crítica: Free Dacians

por 

- La nueva película de Monica Lăzurean-Gorgan y Andrei Gorgan demuestra que la obsesión de Rumanía con su historia no es tan local como se podría pensar

Crítica: Free Dacians

Dos años después de recibir el Heart of Sarajevo a Mejor Película Documental por su alabada A Mere Breath [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, la directora rumana Monica Lăzurean-Gorgan se ha unido al editor Andrei Gorgan para un cambio de tono en la dirección: la absurda pero aún así relevante Free Dacians [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, que se ha proyectado recientemente en el certamen rumano del Astra Film Festival (15-21 Octubre, Sibiu). 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
sofia_meetings_internal

El documental sigue un fenómeno cada vez más popular e inquietante en la sociedad rumana: concretamente, la obsesión con las hazañas heroicas de los dacios, los antiguos habitantes del territorio que ahora ocupa Rumanía. Los dacios fueron conquistados por los rumanos en el 106 d.C., y el hecho de que resistieran a los ejércitos romanos más poderosos en múltiples ocasiones, las numerosas leyendas que se les cuentan a los niños desde la más tierna edad y la idealización de la antigua Dacia en los libros de historia durante el régimen comunista han provocado que muchos rumanos vean a los dacios como la personificación del heroísmo, la valentía y la masculinidad. Los más fervientes (y a menudo los más imaginativos a la hora de alimentar las leyendas apócrifas) de entre estos aficionados a los dacios son llamados “dacópatas” por sus vecinos más reservados de las zonas rurales, una construcción lingüística similar a “sociópata”. 

Free Dacians explora unos cuantos aspectos de este fenómeno cultural. Vemos a hombres con barba vestidos con trajes tradicionales participando en rituales misteriosos, familias que viven en un “pueblo dacio”, una compañía teatral de actores amateur representando batallas entre dacios y romanos, y aún más. En uno de los momentos más divertidos de la película, un antiguo alcalde de Cluj-Napoca, una de las ciudades rumanas más grandes y cosmopolitas, cuenta con toda la tranquilidad que Jesucristo en realidad nació en Dacia. ¿Su argumento irrefutable? El parecido entre las palabras “Galilea” y “Galati”, ciudad de la actual Rumanía. Y solo podemos imaginarnos cómo podrían reaccionar los alemanes cuando afirma que “Deutschland” (Alemania) realmente significa “el país de los dacios”… 

Los dos directores emplean un escenario minimalista para sus interacciones con los “dacópatas”. No los juzgan, y tampoco se esfuerzan por refutar las afirmaciones a menudo vergonzosas que sus entrevistados pronuncian delante de la cámara. No crean una conversación, ya que prefieren ser los destinatarios imparciales de las diversas aseveraciones, que comprenden desde atrocidades hasta meras declaraciones de amor hacia una forma de vida más pura y tradicional. Esta recopilación de opiniones extravagantes no es tan local como podría parecer, puesto que incluye multitud de ejemplos extremistas, absurdos y nacionalistas de todas partes.

Lamentablemente, la imparcialidad y el enfoque observacional de los directores hacen de Free Dacians poco más que un desfile de raritos y excéntricos, cuyas respuestas llenas de anécdotas nunca llegan al fondo del fenómeno. Con una duración de poco más de 60 minutos, Free Dacians podría haberse beneficiado de una contribución al tema más racional, ilustrada y especializada. Entre los entrevistados del documental se hallan un historiador y un arqueólogo, pero su opinión sobre el fenómeno no aporta mucho más que un “estos tipos dicen locuras” demasiado superficial.

Hay muy pocos ejemplos de películas que pueden sacar provecho de una fecha de estreno en particular. Producida por Manifest Film, Free Dacians se estrenará en Rumanía el 1 de diciembre, el mismo día que el país celebra el centenario de la llamada Gran Unión de 1918. Es, por tanto, un comentario lógico (y necesario) sobre las posturas cada vez más nacionalistas de los políticos rumanos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Marina García Gómez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy