email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2018 Competición

Crítica: The Human Part

por 

- A pesar de ser una de las propuestas más ligeras de la Sección Oficial de Tallin, la cinta de Juha Lehtola presenta también un lado oscuro y discutible

Crítica: The Human Part
Hannu-Pekka Björkman en The Human Part

The Human Part [+lee también:
tráiler
entrevista: Juha Lehtola
ficha del filme
]
, dirigida por Juha Lehtola y seleccionada como parte de la competición oficial del Festival Black Nights de Tallin, es una sátira realmente peculiar. Basada en la popular novela de Kari Hotakainen, la cinta parece otro remake de Todos están bien, dirigida por Giuseppe Tornatore en 1990 (la versión de 2009 está protagonizada por Robert De Niro). En la obra original, Marcello Mastroianni interpreta a un padre que se siente abandonado por sus hijos, que supuestamente están muy ocupados para verle, por lo que decide hacerles una visita sorpresa. Ante esta situación, todos deben hacer frente a las mentiras que han repetido durante años, así como a los secretos que han tratado de ocultar, ya sea un fracaso personal, una mala situación económica o incluso una orientación sexual.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En esta ocasión nos encontramos ante un matrimonio y sus tres hijos adultos. Mientras que Salme (Leena Uotila), la madre, se muestra bastante indulgente con su descendencia, Paavo (Asko Sarkola) no deja de meter la pata, hasta el punto de poner en grave peligro la relación de su hija con otra mujer.

The Human Part tiene momentos verdaderamente memorables, además de una temática familiar que augura un éxito navideño tras su estreno en Finlandia. En algunas escenas los personajes se esfuerzan por recordar a personas con las que han crecido desde niños, lo cual resulta cruel pero tristemente realista, mostrando la gran influencia de cineastas como Billy Wilder (el propio Lehtola reconoce haberse dado un atracón con todas sus obras antes de comenzar a rodar la película). Sin embargo, hay que reconocer que el resultado final es tremendamente desigual. Algunos momentos de verdadero peso emocional acaban arruinados por situaciones propias de una comedia televisiva, revelando el pasado del director en este tipo de formatos. Cuando un personaje secundario, prácticamente una caricatura, aparece repentinamente para arruinar el equilibrio de la historia, el contraste resulta verdaderamente molesto. Especialmente porque, a pesar de este tipo de giros innecesarios, es relativamente fácil empatizar con los protagonistas.

Esto se debe principalmente al gran trabajo del reparto, compuesto por reconocidos actores finlandeses, que hacen todo lo que pueden con unos papeles poco desarrollados. The Human Part se convierte en un escaparate perfecto para Hannu-Pekka Björkman. El célebre actor finlandés interpreta al antiguo gerente de una compañía de informática en bancarrota, y la intensidad de su interpretación resulta a veces escalofriante. Su personaje pasa de la humillación y la desesperación más insoportable a la farsa en cuestión de minutos, todo ello rodado en incisivos planos cortos. Björkman protagoniza algunas escenas realmente demenciales, como cuando se cuela en un funeral para conseguir comida gratis o cuando imita a una gallina mientras está completamente desnudo, demostrando el gran rango interpretativo que ha desarrollado a lo largo de los años. Aunque al observarlo nos sentimos incómodos, hay que reconocer que se trata de una interpretación impresionante, que desgraciadamente se ve algo lastrada por la tendencia del director hacia el exceso.

The Human Part es una producción de Misha Jaari y Mark Lwoff para la finlandesa Bufo, coproducida por Yle y Timo Lahtinen, de la compañía danesa Smile Entertainment. La cinta también ha recibido fondos de la Finnish Film Foundation. Por su parte, B-Plan Distribution se encarga del estreno nacional de la película.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy