email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2018 Competición Películas Estonias

Crítica: Fire Lily

por 

- Esta versión estonia de La semilla del diablo resulta a veces bastante absurda, pero se apoya en una potente interpretación de Ingrid Isotamm en el papel protagonista

Crítica: Fire Lily
Ingrid Isotamm en Fire Lily

Fire Lily [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, la ópera prima de Maria Avdjushko, presentada en la Competición de Películas Estonias del Festival Black Nights de Tallin, comienza como un drama íntimo pero poco llamativo, al menos en lo que se refiere al apartado visual. Su protagonista se encuentra tan sola y desesperada que parece estar al borde del delirio. A pesar de no ofrecer respuestas claras a las preguntas que plantea, lo cual en este caso parece ser un acierto, la directora plantea una situación realmente estimulante. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Tras un doloroso divorcio, la oftalmóloga Pia (Ingrid Isotamm) comienza a perder la cabeza. Mientras intenta sin éxito continuar con su vida, amueblar su apartamento, llegar a tiempo al trabajo y mantener conversaciones normales con su madre (Epp Eespäev), Pia empieza a sufrir desmayos. Además, aparece de vez en cuando en la casa de su exmarido y asusta de muerte a su nueva pareja, afirmando que alguien la visita por las noches. “No sé quién es”, le dice a su mejor amiga (Eva Eensaar-Tootsen), que contesta riéndose mientras trata de cubrir un misterioso moretón en su cuello. Todo cambia cuando Pia descubre que está embarazada, a pesar de que los médicos le habían dicho hace tiempo que nunca iba a tener hijos. Cuando uno de sus amantes acaba huyendo en un taxi tras ser arrojado de la cama por una fuerza misteriosa, la situación se hace evidente. 

A pesar de ser algo absurda y predecible (siguiendo la máxima del “El arma de Chéjov”, en lo que se refiere a colocar una bruja en escena), la película es también bastante entretenida, sobre todo gracias a la enérgica interpretación de Isotamm en el papel de Pia, que deja en evidencia a la modesta Mia Farrow de La semilla del diablo. Es una pena que nadie más en el reparto esté a su altura (ni siquiera Johann Urb, al que también podemos ver en Arrow, en el papel de un cachas sensible). Además, la historia se ve lastrada por unos diálogos torpes, con frases como “¿Qué ha pasado?”, seguidas por respuestas tan elocuentes como “Tengo que ir a la India”. 

A pesar de no entender lo que está ocurriendo a su alrededor, Pia no se cruza de brazos y responde con ingenio, llegando a utilizar la ropa interior de su exmarido para limpiar el suelo con una intensidad que recuerda a la interpretación de Jennifer Lawrence en La gran estafa americana. Y sí, eso es algo bueno. “Me alegro de que no hayas perdido tu sentido del humor”, le dice su terapeuta tras una extraña conversación. Nosotros también nos alegramos.

Fire Lily, escrita por Maria Avdjusko, Leana Jalukse y Al Wallcat, es una producción de Aet Laigu para la estonia Meteoriit. La cinta ha sido coproducida por Julien Madon, con Adrian Politowski, Bastien Sirodot, Nadia Khamilichi y Krisjan Rahu como productores ejecutivos. The Yellow Affair se encarga de las ventas internacionales.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.