email print share on facebook share on twitter share on google+

PELÍCULAS Reino Unido / Estados Unidos

Crítica: Colette

por 

- Wash Westmoreland celebra a la autora francesa que gritó "me too" un siglo antes, a quien da vida Keira Knightley

Crítica: Colette
Keira Knightley en Colette

Hay un momento en Colette [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Wash Westmoreland, en el que Willy, el primer esposo de la gran escritora, se pregunta si la novela de su mujer podría aprovecharse mediante "esta nueva moda de las imágenes en movimiento". Estamos en París, a finales del siglo XIX, y los hermanos Lumière ya planean filmar trenes llegando a la estación. Esta pequeña broma —que anticipa el cine del mañana y referencia la novela corta Gigi, de Colette, adaptada al cine por Vincente Minnelli en 1958 y ganadora de nueve Óscars— resume el significado de la película del director británico. Escrita por Westmoreland, Richard Glatzer y Rebecca Lenkiewicz en 2001, Colette no podría llegar en un momento más oportuno. El momento del movimiento #metoo, Time's Up y muchas otras iniciativas que luchan contra la desigualdad de género en la actualidad. Pero el biopic sobre el icono feminista francés que vivió una vida agitada y transgresora no solo es una oda a la igualdad de género y social, sino también una fantástica máquina de entretenimiento con mucho humor, elegancia y profundidad.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Sidonie-Gabrielle Colette es una heroína que trasciende su momento histórico. Su talento, sumado a la incomparable valentía con la que se enfrentó a la sociedad patriarcal del siglo XIX, nos brinda un ejemplo universal, excelentemente plasmado por Keira Knightley, a la que acompaña un Dominic West a la altura en el papel del despreciable pero encantador Henry Gauthier-Villars, conocido como Willy. El papel no es en absoluto fácil de interpretar, pues el empresario, que creó toda una marca literaria explotando el genio de su mujer, era una celebridad en la época, pero es completamente desconocido en la actualidad. 

Las primeras escenas del film presentan a Colette como una joven inconformista nacida en la Borgoña rural (reconstruida en Northamptonshire y Oxfordshire), cuya inteligencia solo percibe su propia madre, Sido (Fiona Shaw). Atraído por su belleza e ingenio, un ambicioso empresario literario se casa con ella y la lleva al centro del mundo: el París del fin de siècle (filmado en Budapest). La pareja pasa la vida en teatros, salones, cafés y restaurantes; él la engaña con prostitutas y burguesas de clase alta, y ella se siente atraída por mujeres. Mientras que él apuesta todo el dinero en el juego y las carreras, ella escribe. Pero este matrimonio se basa en la opresión, y Willy, sin comprender del todo su potencial, sugiere a su mujer que escriba sus memorias de cuando iba al colegio. Presionado por sus acreedores, Willy saca los escritos biográficos del cajón de Colette y los presenta a los editores con su propio nombre. "Claudine à l'école" se publica en la Societé d'Éditions Littéraires et Artistiques y da pie a una serie exitosa con un trasfondo erótico en la que Willy aparece como el único autor.

La protagonista de estos libros, Claudine, se convierte en un icono pop, y las jóvenes parisinas se visten como esta estudiante desinhibida. Colette tiene una breve relación con el rico, aburrido y angustiado Georgie Raoul-Duval, antes de conocer a Mathilde de Morny, marquesa de Belbeuf, también conocida como Missy (Denise Gough), un encuentro que cambiará su vida para siempre. La pintora aristocrática y bisexual, que se viste con ropa de hombre en público, desafiando la decencia de la Belle Époque, inspira a Colette a ser libre. Liberada de su esposo, la escritora va a clases de interpretación y se va de gira, tras su famosa versión del Rêve d'Égypte en el Moulin Rouge en 1907, durante la cual Colette besa a Missy en escena, desencadenando un escándalo público. 

La película, que se inspira en el cine de  Max Ophüls y celebra a la mujer que gritó "me too" un siglo antes, es una producción británico-estadounidense de Number 9 Films, Bold Films (EE. UU.), BFI, Killer Films (EE. UU.) y Lipsync Productions. La cinta estará en los cines europeos hasta enero.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.