email print share on facebook share on twitter share on google+

CINÉMAMED 2018

Crítica: Fatwa

por 

- Mahmoud Ben Mahmoud usa la muerte de un adolescente radicalizado para explicar la tensión religiosa en Túnez

Crítica: Fatwa
Ahmed Hafiene en Fatwa

En el documental ¿Qué invadimos ahora? (2015), el director estadounidense Michael Moore viaja a Túnez para presenciar la revolución y elogia la democracia parlamentaria del país. Moore queda fascinado por el empeño de los partidos políticos en tener el mismo número de integrantes hombres que de mujeres. Fue un documental polémico y Moore fue criticado, entre otras cosas, por centrarse en ciertas políticas en lugar de ofrecer una visión más amplia de la complicada situación del país norteafricano.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Fatwa, la película de Mahmoud Ben Mahmoud que compite en el Cinémamed (Festival de Cine Mediterráneo) de Bruselas, es complicada. El magnífico drama del escritor y director afincado en Bélgica es otro ejemplo de las excelentes producciones que han salido de Túnez desde 2011, entre las que destacan As I Open My Eyes [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Leyla Bouzid
ficha del filme
]
, de Leyla Bouzid; Beauty and the Dogs [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Kaouther Ben Hania
ficha del filme
]
, de Kaouther Ben HaniaHedi, un viento de libertad [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, de Mohamed Ben Attia. Fatwa obtuvo el premio a la Mejor película árabe en el último Festival de Cine de El Cairo y al Mejor largometraje en el Festival de Cine de Cartago, donde el actor Ahmed Hafiene también obtuvo el premio al Mejor actor por su interpretación del afligido Brahim.

Ambientada en 2013, un año de asesinatos de altos cargos y ataques terroristas, la película empieza con la llegada de Brahim al aeropuerto. Vuelve a Túnez por primera vez después de la muerte de su hijo en un accidente de moto ocurrido hace varios años. Vemos las repercusiones de la revolución a través de su perspectiva de musulmán liberal. A Brahim le sorprende cómo ha cambiado su país natal durante su estancia en Francia. Por un lado, los manifestantes consiguieron poner fin a la dictadura del presidente Zine El Abidine Ben Ali e instaurar la democracia parlamentaria. Por otro, la libertad de expresión favoreció el surgimiento de los salafistas y de las ideas ultraconservadoras. Hasta el año 2015, las mezquitas no estaban dominadas por el discurso del odio, pero estos grupos se aprovecharon del limbo legal para transmitir su interpretación violenta del Islam por todo el país. El Túnez que encuentra Brahim se ha convertido en un campo de batalla sobre la interpretación del Islam.

En el lado liberal también está la ex mujer de Brahim, Loubna (Ghalia Benali), una escritora que se encuentra en el punto de mira de la fetua debido a su último libro y a sus creencias ateas. Es un alma resuelta cuya tristeza por su hijo se ve acentuada por el distanciamiento que provocó entre ambos la radicalización de él. Cuando Brahim se encuentra con el nuevo imán de la mezquita, le sorprende su discurso.

Fatwa, coproducida por los hermanos Dardenne y su compañía Les Films du Fleuve, tiene el sello de los ganadores belgas de la Palma de Oro. Al igual que otros trabajos de los Dardenne, Fatwa usa la determinación de un solo personaje para mostrar los problemas inherentes a la sociedad. Brahim está convencido de que la muerte de su hijo no fue un accidente, y se convierte en detective (pero permanece pasivo). Su docilidad y su incapacidad para comunicar sus propias creencias contrastan rigurosamente con quienes lo rodean, ya que Fatwa plantea que las voces liberales del mundo musulmán necesitan hacerse oír, a pesar del desinterés de los medios de comunicación, antes de que sea demasiado tarde (de lo contrario, los avances conseguidos durante la revolución habrán sido en vano).

Fatwa ha sido producida por los tunecinos Habib Bel Hédi y Hatem Ben Miled, y coproducida por la compañía belga Les Films du Fleuve.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.