email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2018 Competición

Crítica: Golpe de Sol

por 

- El cuarto largo del portugués Vicente Alves do Ó es un drama sobre cuatro personajes en tensión por la inesperada vuelta de un viejo amigo y amante

Crítica: Golpe de Sol
Ricardo Barbosa en Golpe de Sol

El cuarto largo del cineasta portugués Vicente Alves do Ó (Al Berto [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Vicente Alves do Ó
ficha del filme
]
), Golpe de Sol [+lee también:
tráiler
entrevista: Vicente Alves do Ó
ficha del filme
]
, prestrenado mundialmente en la Selección Oficial del Black Nights de Tallin, se suma a la tendencia (afortunadamente) al alza del cine independiente con personajes LGTB que no aborda la sexualidad de los mismos, sino que trata los temas del amor y el romance de una forma más universal. Esto es sintomático de una época en la que la etiqueta LGTB se está haciendo más restrictiva, pero este título en concreto tiene problemas que complican este enfoque. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Un grupo de amigos cercanos que tienen alrededor de 40 años pasan un fin de semana de relax en una casa de veraneo en el sur de Portugal: Francisco (Nuno Pardal), el propietario del chalé; el guionista Simão (Ricardo Barbosa), que trabaja en un guion titulado Golpe de Sol; el romántico Vasco (Ricardo Pereira), que acaba de comenzar una ciberrelación con un hombre casado; y la atractiva rubia Joana (Oceana Basilio), que ha pactado con Francisco gestar a su hijo. Todos son guapos y elegantes, tienen cuerpos bien tonificados y parecen pertenecer a una comunidad de urbanitas exitosos y a la moda.

El film comienza con una escena en la que bailan en la piscina del chalé al ritmo de una canción del músico brasileño de samba-rock Johnny Hooker. Todos se abrazan y se tocan con afecto mientras beben sus gin-tonics. Al día siguiente, descubrimos más sobre sus relaciones cuando una llamada de David, un viejo amigo que se fue del país hace diez años, les coge por sorpresa. David quiere visitarlos, y esto despierta viejas emociones, creando una tensión con la que Alves do Ó juega a lo largo de toda la película. 

Es evidente que David ha hecho un daño profundo a cada uno de ellos, y a través de sus interacciones, que van desde los susurros llenos de emoción hasta la pelea física, nos enteramos de sus motivos para la expectación y miedo que suscita tal visita. Los actos de los cuatro protagonistas se intercalan a veces con una narración en off por parte de David, que parece dirigirse  a todos los demás, sugiriendo misteriosamente su visión nihilista de los acontecimientos de hace diez años atrás.

La ambientación en un solo lugar, el chalé blanco, aséptico y lujoso, se compensa con un incendio forestal fuera de pantalla; oímos el sonido de las sirenas, aviones y helicópteros, y tan solo vemos una nube de humo en la distancia. Esto aumenta la sensación de aislamiento y tensión; mientras tanto, viejos rencores salen a la superficie. 

Aparte de tres canciones de Hooker, la única música que aparece en la cinta es un fragmento de "Nisi Dominus Cum Dederit", de Vivaldi, que se usa para enfatizar un par de momentos dramáticos. El director de fotografía Luís Branquinho captura vivazmente la atmósfera opresiva del caluroso día de verano, y su cámara inspecciona a menudo las caras y cuerpos de los protagonistas, siguiendo particularmente sus frecuentes contactos táctiles.

Pero a pesar de toda la atención prodigada a los atributos visuales de los protagonistas, sus caracteres no se desarrollan lo suficiente, y se definen principalmente por las relaciones entre ellos. Como nuestro conocimiento sobre ellos se ve de esta forma limitado, es difícil identificarse con la intensidad de los problemas por los que están pasando, lo cual recordará a muchos espectadores el estereotipo del "drama gay". ¿Es posible que nuestro subconsciente no haya aceptado por completo el espíritu de los tiempos que tan conscientemente defendemos?

Golpe de Sol es una producción de la compañía portuguesa Ukbar Filmes; la compañía turinesa The Open Reel detenta los derechos internacionales.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.