email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

GÖTEBORG 2019

Crítica: Mating

por 

- La directora sueca Lina Maria Mannheimer se acerca a los millennials en su nuevo documental

Crítica: Mating

La nueva película de Lina Maria Mannheimer, Mating [+lee también:
tráiler
entrevista: Lina Maria Mannheimer
ficha del filme
]
, que acaba de estrenarse en la sección Nordic Documentary Competition del Festival de Cine de Göteborg, también podría considerarse como un “proyecto”, debido a su corta duración. Además, en lugar de seguir una narrativa concreta, la directora sueca se deja llevar por las redes sociales mientras sigue las técnicas de seducción de dos jóvenes. Las cosas se complican cuando se conocen en persona y se gustan. Después no, y lo vuelven a intentar. Complicado no es sinónimo de interesante.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Las peripecias de Edvin y Naomi, puntuadas mediante emojis y llamadas de Skype, se parecen demasiado a los reality shows centrados en encontrar pareja como para decir algo nuevo sobre las relaciones modernas. Cuando hablan de sus sentimientos (hasta en la ducha), resulta complicado encontrar la diferencia entre las tácticas empleadas aquí y las “confesiones ante la cámara”, que tan bien conocen los seguidores de Keeping up with the Kardashians. Fuera del cine, Mating encajaría bien en alguno de estos programas, ya que es imposible diferenciar las emociones fingidas de las reales.

Tiene sentido que dos niños asiduos a Instagram y Tinder reflejen de forma inconsciente estos comportamientos, incluso en los momentos supuestamente románticos, como cuando se despiden con ojos llorosos o contemplan la luna, que tienen lugar después de ensayar la foto perfecta, retocada con el filtro perfecto. Pero sus conversaciones son tan 2019 (sería interesante ver la opinión de un espectador más mayor sobre un “filtro de Snapchat incorporado”), con un intercambio constante de mensajes, que Edvin y Naomi parecen tan confundidos como antes.

Comparten detalles explícitos que harían feliz al Portnoy de Philip Roth, pero a la vez están perdidos, por lo que no saben si esa nueva atracción es definitiva. Mientras Edvin alardea de su recién descubierta confianza sexual, Naomi empieza a reflexionar y a construir rompecabezas. “Han enviado 3.000 mensajes en ocho días”, nos informa una leyenda. Una crítica frecuente hacia las películas sobre escritores famosos es que no hay nada más aburrido que ver a alguien escribir. En este caso, podríamos aplicarla al envío de mensajes.

Como todavía tienen que conocerse mejor, lo suficiente para que uno pueda salir herido en la lucha de poderes, hay pocas escenas que parezcan honestas. Pero sólo ellos saben exactamente lo que ha pasado, y quizás esos pocos momentos fuera de cámara sean también los más importantes. Quizás sea ese el mensaje.

Mating ha sido producida por Isabella Rodriguez y Mathilde Dedye, de la compañía sueca French Quarter Film. TriArt la distribuirá en Suecia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy