email print share on facebook share on twitter share on google+

BERLÍN 2019 Panorama

Crítica: Système K

por 

- BERLÍN 2019: Después de Benda Bilili!, Renaud Barret firma un documental fascinante sobre artistas callejeros de Kinsasa

Crítica: Système K
El grupo Kokoko! en Système K

“Nuestras obras se alimentan del caos, de cómo una población debe adaptarse a las condiciones de su propia supervivencia”. Después de haber sorprendido hace casi nueve años en la Quincena de los realizadores con Benda Bilili ! [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, de la que fue codirector, Renaud Barret vuelve con un interesante documental, Système K [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, estrenado en la sección Panorama del Festival de Cine de Berlín. El cineasta francés se sumerge en la fiebre de Kinsasa, la capital de la República Democrática del Congo, donde también reside, para grabar una serie de extravagantes representaciones artísticas callejeras. Este “arte callejero”, artesanal y de gran potencia creadora, es experto en reciclaje de materiales y en la expresión del sufrimiento de un pueblo anclado en la extrema pobreza y los conflictos armados. Allí donde “el arte es un lujo inalcanzable” para muchos, donde la simple búsqueda de comida, de agua o de electricidad es un problema cotidiano; surgen de entre la multitud variada de los barrios más desfavorecidos, de día o de noche, personajes sorprendentes que parecen llegados de otro planeta, como Kongo Astronaute, que recorre las calles vestido con un traje futurista mientras dice: “Un congoleño en el espacio, el espacio Kinsasa”.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)Cinesquare Internal News

Système K es el retrato de una decena de artistas atípicos (“en el gueto, me toman por loco”) en un lugar donde las calles de tierra batida se transforman rápidamente en cloacas y la oscuridad nocturna alcanza una densidad particularmente inquietante para una ciudad de 13 millones de habitantes. Es un espectáculo fascinante que abre la puerta hacia una imaginación fecunda y algo dañada que se apodera de los males que gangrenan su sociedad. Estos artistas locales reciclan todo para fabricar obras de arte o vestuario con una inventiva desbordante a la que nunca le falta sentido: cápsulas, casquillos de munición usados, cráneos de animales muertos, máquinas de escribir, pedales y cadenas de bicicletas, material electrónico de desecho, plástico fundido, aluminio o humo (“El coltán: En el este se matan por él, los niños son explotados en las minas. Son esclavos de la tecnología”). Como resultado, representaciones callejeras alucinantes: se destruye la masa de televisores y ordenadores, giran a la luz del sol atados de pies y manos mientras alzan la Biblia para denunciar la empresa religiosa, se iluminan con farolillos remendados, se salpican con agua, se desplazan  hacia una bañera llena de sangre para encarnar la penuria de la “démon-cratía”, se encierran en una casita construida con machetes para hacerse eco de las muertes nacionales, etc. De Freddy Tsimba, cuyas obras ya han adquirido un reconocimiento internacional, a Géraldine Tobe, que pinta con humo; pasando por Béni Baras, que vive como un indigente, el dúo FloryJunior; Yas, Majestik, Strombo o el grupo Kokoko! (que también ha compuesto la música de la película), la pasión creadora de estos artistas está a la altura de la desmesura de la ciudad, ya que “vivir en Kinsasa ya es una performance”.

Système K, grabada con una bella maestría formal que evita el escollo de la cámara transportada a hurtadillas y atestigua un grado de inmersión local muy avanzado (ya que grabar “bien” en las calles de Kinsasa es todo un logro) que no pretende tejer un hilo narrativo artificial, mientras nos descubre talentos que se salen de lo ordinario; y ofrece una respuesta muy personal a la pregunta realizada por uno de los protagonistas: “¿Dónde empieza y dónde acaba el arte?”

Système K ha sido producida por La Belle Kinoise y Les Films en Vrac, mientras que Le Pacte gestiona los derechos internacionales.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.