email print share on facebook share on twitter share on google+

BERLÍN 2019 Competición

Crítica: System Crasher

por 

- BERLÍN 2019: El primer largo de Nora Fingscheidt, una de las cuatro cintas alemanas en liza en Berlín, es una obra potente a nivel de forma y contenido que pone alto el listón

Crítica: System Crasher
Helena Zengel en System Crasher

Estrenada a nivel mundial en la 69ª Berlinale (7-17 de febrero), System Crasher [+lee también:
tráiler
entrevista: Nora Fingscheidt
ficha del filme
]
, de la joven alemana Nora Fingscheidt, es un drama social muy relevante, con una fotografía perfecta y un guion inteligente, auténtico y convincente. El film ganó el premio Works in Progress en Les Arcs en diciembre y es un candidato prometedor al Oso de Oro. Como ya hizo en su también excelente documental Ohne diese Welt (Premio Max Ophüls 2017), la cineasta captura sus personajes con sensibilidad, evitando juzgarlos u ofender su dignidad.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)Cinesquare Internal News

Benni (Helena Zengel) es una incontrolable niña de nueve años con un trauma que le provoca ataques de pánico, resultando habitualmente en ataques violentos hacia sí misma y los demás. Como su madre, que está soltera y tiene que cuidar de sus dos hermanas pequeñas, no puede cuidar de ella, los servicios estatales de cuidado infantil se encargan de la niña e intentan encontrarle un entorno adecuado. Mientras va pasando por diferentes padres de acogida, centros e incluso hospitales, parece claro que no habrá una solución permanente que funcione. A pesar de los incansables esfuerzos de una trabajadora social, la señora Bafané (Gabriela Maria Schmeide), las cosas no mejoran. Su última esperanza es Micha (Albrecth Schuch), un experimentado coach para adolescentes intratables; su misión será acompañar a Benni al colegio. La relación de ambos se hace muy intensa, y después de pasar varias semanas en el bosque, parece vislumbrarse un punto de inflexión.

Un "system crasher" es la denominación no oficial de los niños que no encajan en ninguna estructura existente. Aunque todos se esfuerzan al máximo y la tratan con empatía, Benni necesita una cantidad extrema de apoyo, mucho más del que un funcionario puede ofrecer. Esta frustración se siente en cualquier momento de las dos horas de metraje, y en varios de ellos, los espectadores quizás desearan que la historia termine, pues resulta muy doloroso asistir a la historia de estos personajes tan expresivos y auténticos. Pero las derrotas se suceden, y a veces las cosas simplemente no acaban bien.

Aun así, System Crasher es capaz de transmitir mucho amor, e incluso la serenidad de los niños. La joven actriz Helena Zengler (que también asistió a la Berlinale del año pasado, pues aparecía en el largo alemán Dark Blue Girl [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Mascha Schilinski) es toda una fuerza de la naturaleza, y un verdadero toque maestro para la película. Su interpretación tiene matices increíbles, reflejando sentimientos muy convincentes de ira, bondad y desesperanza. Todos los roles secundarios de adultos están interpretados de forma muy verosímil, en particular los que interpretan Albrecht Schuch y Gabriela Maria Schmeide.

Fingscheidt explicó su decisión de que el personaje tuviera nueve años diciendo que quería evitar una categorización demasiado simplista para que el debate fuera más complejo. La cineasta no retrata a una niña que llega a la pubertad, evitando abordar un periodo "normal" de rebelión infantil. System Crasher es un film difícilmente olvidable; deja al espectador incómodo y agitado. A nivel formal, también estamos ante una obra coherente e impactante. La cámara de Yunus Roy Imer atrae al espectador a la acción en pantalla.

System Crasher es una producción de Kineo Filmproduktion y Weydemann Bros, en coproducción con Oma Inge Film y ZDF/Das kleine Fernsehspiel. Las ventas internacionales están a cargo de Beta Cinema.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.