email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS

Crítica: Damien veut changer le monde

por 

- Xavier de Choudens trata la inmigración clandestina y la integración en una comedia simple y amable protagonizada por Franck Gastambide y Melisa Sözen

Crítica: Damien veut changer le monde
Franck Gastambide, Jessim Kas y Melisa Sözen en Damien veut changer le monde

Cuando la madre de un niño sirio que asiste a la escuela primaria donde trabajas como bedel te dice que no tienen papeles, que se le han agotado todos los recursos y que acaban de recibir una orden para abandonar Francia en 15 días, y tú sólo le ofreces como solución escribirle una nota en el cuaderno de comunicaciones, tu conciencia no te devuelve una buena imagen de ti mismo. En esta situación se encuentra el antihéroe de Damien veut changer le monde [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Xavier de Choudens, estrenada en los cines franceses el 6 de marzo por Apollo Films. Una confrontación moral que conduce a Damien y a los suyos a una serie de situaciones rocambolescas en torno a un “delito de solidaridad”, en una película que aborda crueles problemáticas contemporáneas a través del humor.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Damien veut changer le monde, que empieza con unos divertidos créditos animados que dan a la película un toque simpático de realismo, tiene como personaje principal a un hombre que no es “ni militante, ni activista, ni sindicalista”, un desertor de “la defensa de la gran causa” en la que creció, gracias a unos padres enamorados y comprometidos. Manifestaciones, sentadas y operaciones de choque: Damien (Franck Gastambide) y su hermana Mélanie (Camille Lellouche), que es abogada, guardan recuerdos bastante edulcorados de esta vida de reivindicaciones que terminó con la muerte brutal de su madre. Pero cuando el pequeño Behzad (Jessim Kas) es olvidado en la escuela y Damien descubre la situación crítica que atraviesa su madre, Salma (Melisa Sözen, conocida por Sueño de invierno [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Nuri Bilge Ceylan
ficha del filme
]
 y la serie Le Bureau des légendes), se abre una ventana. A pesar de los riesgos (cinco años de cárcel y 150.000 euros de multa), Damien acepta reconocer a Behzad como su hijo (“si un tipo como yo que no tiene gran cosa que perder en la vida no es capaz de ayudar a una chica como tú que tiene un problema tan complicado, ¿quién lo hará?”). Pero este acto de generosidad, que también implica la recuperación de la autoestima para uno y un flechazo para el otro, es sólo el principio de un movimiento que alcanzará dimensiones insospechadas…

“Invito a cada ciudadano francés a ofrecer su nacionalidad y su esperanza a los niños escolarizados que viven en la clandestinidad”. En torno a este mensaje político se articula un argumento (escrito por el director, junto a Charly Delwart) ambientado adrede en las afueras de París, y bajo la forma de una comedia amable, una estrategia que permite ampliar el público potencial hacia la juventud, aunque también implica ablandar la dureza del tema y hacer el guión bastante previsible. Pero el carácter simpático y divertido de las peripecias, la calidad de los intérpretes principales (y secundarios, como los interpretados por Gringe y Patrick Chesnais) y el tono optimista en el acercamiento a un tema desdramatizado da a la película un encanto especial.

Damien veut changer le monde ha sido producida por Agat Films & Cie, mientras que WTFilms gestiona los derechos internacionales.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.