email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Crítica: Bentornato Presidente

por 

- La secuela de Benvenuto Presidente! marca el regreso de Claudio Bisio como un improbable jefe de gobierno y refleja la composición parlamentaria de la Italia actual

Crítica: Bentornato Presidente
Claudio Bisio en Bentornato Presidente

Un hombre algo ingenuo que vive en las montañas, con el imponente nombre de Giuseppe Garibaldi, y que se convierte en presidente de la república por error... Esta era la premisa de Benvenuto Presidente! [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Riccardi Milani, un concepto que funcionó bien en ese momento y que, en 2013, valió al film protagonizado por Claudio Bisio tres nominaciones a los Premios Nastri d'Argento, otra nominación a los European Film Awards y 8,5 millones de euros en taquilla. Seis años más tarde, Bisio se pone una vez más en la piel de Garibaldi para la secuela, Bentornato presidente [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, dirigida por Giancarlo Fontana y Giuseppe G. Stasi, solo que esta vez, se convierte en el improbable líder de un gobierno encabezado por dos partidos populistas; un gobierno que refleja la composición actual del parlamento italiano.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Tras regresar, al final de la primera cinta, a sus queridos valles nevados donde tiene su hogar después de seis meses de presidencia, junto a su mujer, Janis (Sarah Felberbaum), a la que conoció en el Quirinal, Giuseppe —conocido como Peppino— tiene ahora una preciosa hija pequeña a la que ha llamado Guevara (por el Che), y divide su tiempo entre sus dos pasiones: la pesca y la búsqueda de hongos porcini. Janis, sin embargo, está un poco nerviosa, pues ansía volver al mundo de la política ("Me siento como en una esfera de nieve"). Entonces, deja allí a su marido y regresa a Roma para trabajar para el nuevo presidente (Antonio Petrocelli), llevándose a su hija. Y así, nuestro inocente Peppino, que no quiere saber nada más de política, se ve obligado a volver a la capital (aunque la película se rodó en Turín) para recuperar el amor de su mujer. A su vuelta, dos jóvenes periodistas freelance trabajan para volver a promocionar su imagen, tanto que los dos líderes políticos, tras ganar las elecciones, le eligen como posible presidente del Consejo de Ministros, pues piensan que le podrán manipular fácilmente. Mientras que la primera película exploraba la dictadura de las elecciones, en esta especie de película instantánea predominan las redes sociales: los dos políticos en el poder, Teodoro Guerriero (Paolo Calabresi), de Precedenza Italia, y Danilo Stella (Guglielmo Pogi), del Movimento Candidi —que son la viva imagen del ministro del Interior y el vicepresidente actuales de Italia— ponen en marcha la máquina del consenso exclusivamente a través de Twitter, FB e Instagram, así como cualquier cámara de televisión que esté grabando cerca. Los dos jóvenes directores —conocidos en internet por Inception Berlusconi, estrenaron en la gran pantalla su primer film, Metti la nonna in freezer [+lee también:
tráiler
making of
ficha del filme
]
, en 2018— y el guionista Fabio Bonifacci —que coescribió la historia junto con el productor Nicola Giuliano— también dirigen una mirada satírica al partido de izquierda de la oposición, cuyos miembros están siempre peleando entre ellos y discuten por cualquier cosa.

Con la ayuda de un ambiguo estratega político (Pietro Sermonti), Peppino Garibaldi se lanza al contrataque a su propia manera, aprobando una ley que obliga a todos los italianos a pagar impuestos para conseguir los recursos financieros necesarios para que el país se recupere. La medida no gusta mucho a la gente, y el final de la cinta, que ofrece lo que puede considerarse una moraleja, se compensa con la penúltima escena, que es muy divertida y nada predecible. Los cineastas describen su trabajo acertadamente como un retrato ligero de la política italiana y la mediocridad de los votantes; un film contra el odio recíproco que contamina el país y que los medios tradicionales y las redes sociales regurgitan sin cesar. 

Bentornato presidente es una producción de Indigo Film y Vision Distribution, en colaboración con Sky Cinema y Tim Vision, con el respaldo del Piemonte Film TV Fund y la Film Commission Torino Piemonte. 500 copias de la película se estrenarán en los cines italianos el 28 de marzo de la mano de Vision.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.