email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS

Crítica: Lo spietato

por 

- Renato De Maria dirige a un irresistibile Riccardo Scamarcio en el papel de un criminal yuppie en el Milán hedonista de los 80, en una cinta que llegará a Netflix el 19 de abril

Crítica: Lo spietato
Riccardo Scamarcio en Lo spietato

Estamos ante la parábola de un delincuente carismático, desde su vertiginoso ascenso hasta su catastrófica caída, pasando por los robos, secuestros, asesinatos a sangre fría, droga en abundancia y mujeres hermosas que caracterizaron su vida. La historia se narra como reconstrucción de las confesiones del personaje, estructurada en un largo flashback que abarca tres décadas. Una fórmula más bien clásica, se podría apuntar, salvo porque la nueva cinta de Renato De Maria, sugerentemente titulada Lo spietato [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, no está falta de elementos interesantes, y es muy, muy entretenida. Inspirada libremente en el libro italiano Manager Calibro 9, de Pietro Colaprico y Luca Fazzo —sobre el capo de la mafia Saverio Morabito, que se convirtió en informante de la policía a principios de los 90, asestando un golpe fatal a la ‘ndrangheta milanesa—, y escrita por el director junto con Valentina Strada y Federico Gnesini, esta comedia de gánsteres juega con los hechos, cargándolos de referencias cinematográficas (al Scorsesee de los años de Uno de los nuestros y sobre todo al cine policiaco italiano de los 70) y recuerdos personales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Riccardo Scamarcio, cada vez más a gusto en este tipo de papel, está excelente en la piel de Santo Russo, un gánster ambicioso y hedonista, activo en Milán durante el auge económico de los 80 y con aspiraciones de una naturaleza empresarial, pues aplica las reglas del capitalismo al mundo del crimen (¡los recortes de plantilla los hace con la pistola!). Habiéndose mudado a Calabria con su familia cuando era niño para asentarse a las afueras de Milán, Russo aprende rápidamente cómo un sureño como él puede salir adelante en la tierra de los "comedores de polenta". Entonces, reúne a una banda pequeña pero decidida (con Alessio Praticò y Alessandro Tedeschi) y al principio se centra en atracos y secuestros, para pasar más tarde a la industria inmobiliaria, pasando por el soborno y el tráfico de drogas. Russo hasta encuentra tiempo para casarse con Mariangela (Sara Serraiocco) —una mujer bondadosa de su pueblo— antes de acabar en la cárcel (la primera de muchas veces), y la escena de la boda es muy divertida: le arrestan en la iglesia, justo delante del altar, mientras que su esposa, que ya está embarazada, hace todo lo posible para ponerse el anillo antes de que se lo lleven, en un intento desesperado de proteger su reputación. 

Pero a Santo no solo le interesa el dinero; también quiere acceder a los mejores círculos de la ciudad. Por eso, cuando conoce a Annabelle (Marie-Ange Casta), una hermosa y elegante galerista, la convierte en su amante. Esto le asegura su entrada al mundo del arte contemporáneo y los espectáculos de vanguardia, pero los resultados son tragicómicos, por decirlo suavemente, dada la personalidad poco sofisticada de Santo. La ironía es uno de los puntos fuertes del film, junto al uso del montaje rápido y la reconstrucción cuidadosa de la época: los coches, la escenografía, la música, el vestuario ("asaltamos los archivos de Versace y Armani y viajamos por todo el país en busca de coleccionistas de moda, consiguiendo algunos hallazgos sorprendentes", explica el director, que en 2015 rodó un docufilm sobre bandidos italianos de la posguerra y los "Años de Plomo" de Italia, 1969-1984, titulado Italian Gangsters [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
). Lo spietato es una cinta colorida dedicada al gran público (se subtitulará en 20 idiomas y se doblará al inglés para los espectadores de Netflix), así como un homenaje al cine de género. El film no intenta reinventar nada; en cambio, pretende entretener y divertir, haciendo que el público se lo pase por lo menos tan bien como el equipo durante la producción de la película.

Rodada en seis semanas con 4 millones de euros, Lo spietato es una producción de BiBi Film junto con Rai Cinema, con la compañía francesa Indie Prod como coproductora. Cuenta con el apoyo de Canal+ y Cine+, así como de la región de Lazio, la región de Puglia y la Unión Europea. Tras su estreno-evento en los cines italianos del 8 al 10 de abril de la mano de Nexo, se distribuirá en Netflix a partir del 19 de abril.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.