email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VISIONS DU RÉEL 2019

Crítica: Fiancées

por 

- El primer largometraje de Julia Bünter explora las contradicciones que rodean a la sociedad egipcia y que la hacen vacilar entre el pasado y el presente

Crítica: Fiancées

Fiancées [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de la joven directora suiza Julia Bünter (que se ha estrenado en la sección nacional del Festival Visions du réel), es una selección de buen material sobre una sociedad que experimenta un gran cambio; una nación anclada en la perspectiva estricta y tradicional de Oriente mientras se siente intrigada por Occidente y sus libertades.

A través de conversaciones con tres parejas que están a punto de casarse (en las que se centra la película), la directora ofrece al público la oportunidad de escuchar las diferentes opiniones de los protagonistas sobre la sociedad en la que viven. Por supuesto, la película se centra en el matrimonio pero no sólo se limita a la institución en sí misma. El matrimonio es un pretexto para analizar las relaciones que se han forjado en esta sociedad en constante cambio; una sociedad que es, a la vez, sorprendente y exasperante.  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

A medida que avanza la cinta, Julia Bünter demuestra ser una buena oyente que tiene paciencia a la hora de realizar su trabajo. Respeta mucho lo que ocurre a su alrededor y es consciente de la complejidad de las relaciones que analiza. Explora tres realidades muy diferentes: la primera pareja, compuesta por los actores Batool y Bassam, lucha contra la presión de sus familias, que no siempre apoyan sus aspiraciones; la segunda pareja, Marize y Ramy, son dos cristianos acomodados que mezclan tradición y libertad; y la tercera, Randa y Abdelrahman, proceden de familias musulmanas muy tradicionales pero son abogados en una organización de igualdad de género, algo que todavía tiene poca visibilidad. La directora abre la puerta a una realidad que suele ser juzgada pero a la que nunca se le ofrece un espacio.

Bünter, rigurosa, diversa (sin considerarse representativa) y llena de humanidad no cuestiona de forma directa lo que dicen los personajes, sino que trata sus declaraciones como hechos que reflejar. De esta forma, mientras escuchamos los puntos de vista de los seis prometidos (y de sus familias, consejeros y otras personas), que son a la vez divertidos y duros, empezamos a percibir las contradicciones presentes en esta sociedad, que es más complicada de lo que imaginábamos.

Fiancées es un grito de guerra desde los dobles estándares que solemos adoptar en nuestro intento de categorizar realidades tan diferentes a las de Occidente. La película refleja una sociedad en construcción que oscila constantemente entre la aprehensión y la emoción.

Por ejemplo, la discusión entre Randa (una de las mujeres que se va a casar), su madre y el consejero prematrimonial, da lugar a escenas interesantes y liberadoras: “Lo siento, pero en una ocasión uno de mis clientes hombres estaba lavando los platos mientras hablaba conmigo”, exclama sorprendido el experto en matrimonio. Randa le responde: “¡No existe un mandato religioso que diga que las mujeres deban ocuparse de las tareas domésticas!”, y también: “Yo rechazo la idea de superioridad”. Una confrontación directa y genuina tiene lugar entre dos visiones opuestas del mundo que, a pesar de todo, consiguen coexistir.

Resulta sorprendente la determinación de cada personaje para expresar sus sentimientos, dudas y miedos mientras busca un nivel de aprobación que es tan difícil de conseguir.

Fiancées, marcada por estos contrastes, explora las presiones sociales y las fantasías que también caracterizan al matrimonio en este lado del mundo. En algunos aspectos, magnifica una realidad que es universal y que nos empuja a comprender a la sociedad egipcia (y a nuestro conjunto de opiniones sobre el velo y la construcción del género). Pero también arroja luz sobre nuestra vida cotidiana, que puede ser menos “emancipada” de lo que nos gusta pensar.

Fiancées ha sido producida por Luc Peter de Intermezzo Films, que también gestiona las ventas internacionales.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.