email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELICULAS / REVIEWS

Crítica: Les Invisibles

por 

- Louis-Julien Petit firma una película emotiva, dinámica y solar sobre las trabajadoras sociales de un centro de acogida que se esfuerzan por reinsertar a mujeres sin hogar

Crítica: Les Invisibles
Noémie Lvovsky (izquierda) en Les Invisibles

Quien sepa algo sobre las ayudas sociales sabe hasta qué punto es necesaria una moral de acero para dedicarse a ello todos los días y enfrentarse a la miseria humana, mientras se intenta poner parches a algo parecido a un estanque de Danaides en un vasto sistema que engulle las buenas voluntades y agota psicológicamente. Es una película emotiva donde cada situación representa una cara y una vida entera al borde del precipicio de la implacable sociedad contemporánea. En Les Invisibles [+lee también:
tráiler
entrevista: Liza Benguigui
ficha del filme
]
, el director francés Louis-Julien Petit ha conseguido trasladar con justicia todos estos elementos a una película de ficción sin caer en el melodrama y preservando el respeto hacia las personas destruidas por la pobreza. La película, que ha sorprendido a la taquilla francesa (1,33 millones de entradas), también ha conseguido varias ventas internacionales y continúa su gira mundial, ya que acaba de presentarse en el 27º Festival de Cine Francés de Japón (organizado por UniFrance en Yokohama).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El cineasta debe este increíble éxito (leer la entrevista a la productora Liza Benguigui) a la confluencia de varios factores, entre los que destaca su compromiso para representar causas sociales en la gran pantalla (que ya demostró con Discount [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
y Carole Matthieu [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
). Esta vez ha decidido centrarse en las mujeres sin techo con una adaptación del libro Sur la route des invisibles – Femmes de la rue, de Claire Lajeunie, en la que han intervenido la propia autora, el director y Marion Doussot. La película se centra en Envol, donde Audrey (Audrey Lamy), Manu (Corinne Masiero), Hélène (Noémie Lvovsky) y Angélique (Déborah Lukumuena) se esfuerzan por devolver un mínimo de dignidad (duchas, lavadora, comida, asesoramiento administrativo, etc.) a todas esas mujeres perdidas (interpretadas por indigentes reales) que duermen en campamentos improvisados y a quienes el centro de acogida les garantiza el anonimato a través de un seudónimo escogido por ellas mismas (Brigitte Macron, Edith Piaf, Simone Veil, Cicciolina, Dalida, Lady Di, Salma Hayek, Françoise Hardy, Vanessa Paradis, Brigitte Fontaine, etc.). Un trabajo social intenso e ingrato que se reparte desde cero, que choca contra los límites de la ayuda del Estado (la falta de plazas en albergues o de seguimiento personalizado en los procesos de reinserción) y la extrema dificultad para comprender la normalidad de las mujeres en exclusión social, sumado a la incomprensión de sus familias (“¡A nadie le importa tu Corte de los Milagros!”). La situación de Envol se complica cuando las autoridades aprueban su clausura (“Sólo el 4% de los acogidos se reinserta. No podemos continuar gastando sin resultados”). Una decisión que empujará a las trabajadoras sociales a enfrentarse a las autoridades con mucho amor y creatividad…

Con un argumento simple y el equilibrio perfecto entre un tono cómico y un fondo dramático, Louis-Julien Petit consigue emocionar, abordando todas las facetas (y dotes) de la dedicación incansable que supone el trabajo social y transmitiendo un mensaje positivo (y para nada ingenuo) sobre la posibilidad de devolver la dignidad y otorgar una segunda oportunidad a estas mujeres sin hogar, cuya presencia en el reparto al lado de actrices profesionales (muy buenas) da autenticidad a la película. Al igual que su éxito inesperado, lo esencial es “encontrar la esperanza; son granos que se siembran y si no siembras, no crece nada; son pequeñas victorias, pequeñas manifestaciones que se suceden unas tras otras”.

Les Invisibles ha sido producida por Elemiah y coproducida por France 3 Cinéma y Pictanovo. Charades gestiona las ventas internacionales.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.