email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

KARLOVY VARY 2019 East of the West

Crítica: Scandinavian Silence

por 

- El cineasta estonio Martti Helde crea un análasis introspectivo y polifacético de la relación de dos hermanos y el deseo humano de reprimir los recuerdos

Crítica: Scandinavian Silence
Reimo Sagor en Scandinavian Silence

Tras su notable largo debut, In the Crosswind [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Martti Helde
entrevista: Martti Helde
ficha del filme
]
(2014), el cineasta estonio Martti Helde vuelve a la gran pantalla con una obra un poco más sorda, aunque técnicamente igual de impresionante, que su trabajo anterior. En Scandinavian Silence [+lee también:
tráiler
entrevista: Martti Helde
ficha del filme
]
, que tendrá su estreno europeo en la sección East of the West de Karlovy Vary, la inmensa impasividad de la naturaleza se yuxtapone con el limitado espectro de la interacción humana.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
LIM Internal

El film comienza con Tom (Reimo Sagor) esperando a que le recoja su hermana Jenna (Rea Lest). Mientras conducen por paisajes despiadadamente nevados, Tom comienza a hablar de su pasado y un acto violento, cuyas consecuencias les ha seguido hasta ese día. Todo el rato, Tom es el único que habla, y Jenna escucha casi con impasividad, mientras él revela el dolor y dificultades de su vida reciente, así como las cosas por las que han pasado juntos. Después de un rato, la escena vuelve a comenzar: Tom vuelve a ser recogido por su hermana. Pero esta vez, es Jenna quien habla todo el rato, mientras que Tom se mantiene en silencio. Las diferentes escenas, vistas desde diferentes perspectivas, no solo muestran la reconstrucción de un pasado fragmentado, sino que demuestran cómo el silencio puede llevar a la destrucción, a medida que el torbellino interior amenaza con desbordarse.

El cine ha tratado la narración desde varias perspectivas desde Rashomon, de Kurosawa, pero Helde le da un giro único. Como sugiere el título, gran parte del film trata sobre lo no dicho y sobre cómo nosotros, en cuanto que seres humanos, "llenamos los huecos" con nuestros pensamientos y perspectivas. Si solo hay silencio al que responder, entonces nuestras percepciones se filtran solo por nuestra realidad. Podemos esperar comprender ambos lados de la historia si podemos mantener un diálogo con el otro. Al tiempo que fragmenta de algún modo la narración —por su propia naturaleza, la cinta arranca y se detiene—, la interrogación de los temas por parte de Helde nunca cae en el terreno del truco, y a menudo es fascinante.

Tanto Sagor como Lest están a la altura del material, sobre todo cuando se les pide que actúen sin diálogo, algo que es anatema para muchos actores. Hay un descontento y un dolor de cabeza que se van cocinando a fuego lento, pero también una contención por parte de ambos actores que elimina cualquier peligro de que la cinta caiga en el melodrama.

Tras el cuadro pictórico que era In the Crosswind, Helde y los directores de fotografía Erik Põllumaa y Sten-Johan Lill proporcionan una cierta intimidad, pues la mayor parte de la acción transcurre en el interior de un coche. A pesar de estos momentos cerrados y claustrofóbicos, el film evita la teatralidad gracias a algunos planos magníficos de un paisaje nórdico lleno de nieve, en un elegante blanco y negro. Estos momentos grandiosos y majestuosos subrayan la idea del silencio en la película, mientras que las montañas y los ríos por siempre fluyentes quedan como observadores mudos de los extraños caprichos del comportamiento humano.

La reputación de Helde debería dar a la película, que se proyecta en la sección East of the West tras pasar por Shangái y estrenarse localmente en marzo, un buen recorrido en el circuito de festivales, e incluso distribución en unos pocos países.

Scandinavian Silence es una producción de Three Brothers (Estonia) en coproducción con ARP Sélection (Francia) y Media International (Bélgica).

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.