email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

GALWAY 2019

Crítica: A Bump Along the Way

por 

- La primera película de Shelly Love es una comedia entretenida que se apoya en la interpretación de la actriz irlandesa Bronagh Gallagher

Crítica: A Bump Along the Way
Lola Petticrew (izquierda) y Bronagh Gallagher en A Bump Along the Way

La 31ª edición del Galway Film Fleadh acogió el estreno de la primera película de Shelly Love, la comedia irlandesa A Bump Along the Way. La película formó parte de la sección de largometrajes irlandeses y recibió el premio a Mejor ópera prima en la ceremonia celebrada ayer. Antes de dirigir esta comedia, la directora escocesa trabajó como coreógrafa y dirigió varios cortometrajes como Strange Gold Shoes (2011), Betwixt and Between (2009) y The Forgotten Circus (2008).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La historia, escrita en su mayoría por la guionista debutante Tess McGowan, está ambientada en Derry y gira en torno a Pamela (Bronagh Gallagher), una madre soltera cuarentona y alcohólica cuya reservada hija adolescente, Allegra (Lola Petticrew), desaprueba su estilo de vida despreocupado y su falta de planes a largo plazo. La relación entre ambas es bastante frágil y se deteriora todavía más cuando Pamela se queda embarazada tras un encuentro casual con Barry, un fontanero de 24 años (Andy Doherty) que no está preparado para asumir su inminente paternidad.

El punto fuerte de esta película está en el talento histriónico de Bronagh Gallagher: su personaje hace que la película sea divertida, conmovedora y sincera. Gallagher es una veterana del cine irlandés, que interpretó su primer papel en 1990, como protagonista de Dear Sarah, el drama televisivo de Frank Cvitanovich. Es conocida por su papel de Bernie en Los Commitments (1996), de Roddy Doyle, y por varios pequeños papeles en importantes producciones internacionales como Pulp Fiction (1994), Divorcing Jack (1998) y Tristán e Isolda [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(2006).

Aunque el tema elegido no sea muy original y haya sido explorado en varas ocasiones por el cine europeo y estadounidense durante los últimos 30 años (en resumen, los problemas de una madre soltera inmadura, el conflicto generacional, los prejuicios sociales y el bullying), la historia está muy bien grabada y contada. La actitud rebelde de Allegra y su falta de autoestima y de voluntad crónicas nos resultan conocidas, ya que son características que aparecen en varios dramas adolescentes; sin embargo, su mal comportamiento y sus reacciones son creíbles, ya que contribuyen al desarrollo de la relación conflictiva con su madre.

A este respecto, es importante mencionar el excelente trabajo de la coprotagonista Petticrew y de todo el reparto, compuesto por Mary Moulds, Dan Gordon, Andy Doherty, Gerard Jordan, Paddy C Courtney, Dylan Reid y Zara Devlin. Todos contribuyen —hasta cierto punto— a construir la atmósfera íntima y familiar de la historia, que aporta a la película varios momentos divertidos pero que también conmueve al espectador.

En general, la primera película de Shelly Love es una comedia agradable y entretenida. Los personajes son honestos, genuinos y despiertan empatía. El ritmo de la narración es enérgico y los diálogos son cautivadores: los 90 minutos de risas están asegurados.

A Bump Along the Way ha sido producida por Louise Gallagher (hermana de la actriz protagonista) para la firma británica Gallagher Films, con el apoyo de Northern Ireland Screen y Arts Council of Northern Ireland. La película se estrenará en Irlanda el 30 de agosto y será distribuida por Element Pictures.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.