email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2019 Cineastas del presente

Crítica: Love Me Tender

por 

- Con audacia y una refrescante dosis de humor, el film de Klaudia Reynicke pinta el retrato de una antiheroína que se enfrenta a sus miedos

Crítica: Love Me Tender
Barbara Giordano en Love Me Tender

Tres años después de Il nido [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, la directora suizoperuana Klaudia Reynicke vuelve al Festival de Locarno (compitiendo en la sección Cineastas del Presente) con Love Me Tender [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, un film que se resiste a la categorización y que rompe con todos los clichés en torno a una supuesta feminidad innata con la fuerza despiadada de un tornado. Este segundo largo de Reynicke repica en el paladar como un polo de limón, a un tiempo refrescante y ácido, regresivo y subversivo en su aparente sencillez.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Seconda, la protagonista de la cinta, tiene agorafobia y no puede salir de casa. Como vive aún con sus padres, sus necesidades básicas están satisfechas, pero tras la muerte repentina de su madre y la posterior huida de su padre, Seconda se ve obligada a tomar las riendas de su vida. Por necesidad, y quizás también por desesperación, nuestra heroína, ataviada en mono azul, logra salir de la casa, pero los retos de la vida no tardan en alcanzarla. Deberá superar sus miedos y romper las barreras que la separan del resto del mundo. Pero, para Seconda, ello no implica en ningún momento adecuarse y someterse a una sociedad en la que ser mujer equivale a perseguir una noción estéril de la perfección. Al contrario, Reynicke muestra a su protagonista en toda su (a menudo banal) humanidad: limpiándose los dientes con hilo mientras se sienta en el váter, hurgándose la nariz o engullendo con ansia la passata de tomate directamente del cartón. La directora quiere mostrarnos la humanidad que se oculta tras las etiquetas de género. No importa que se nos clasifique como hombre o mujer; en último término, todos somos seres humanos: imperfectos y majestuosamente complejos.

Marcada y apuntalada por la omnipresencia de la actriz principal (la poderosa Barbara Giordano), Love Me Tender puede considerarse una especie de decálogo para la perfecta antiheroína de la actualidad: impredecible, libre y consciente de sus propias obsesiones, que utiliza en su lucha contra el conformismo. Bajo la mirada de Reynicke, la supuesta fragilidad de Seconda se transforma en singularidad, en un arma a blandir contra el patriarcado: el autoproclamado juez supremo de una forma muy particular de "normalidad" que es, a muchos respectos, sofocante. Seconda decide aceptarse en toda su imperfecta singularidad y a afrontar el mundo, ya no como extraña, sino como una amazona en mono azul. De su pasado, no sabemos mucho, pero ello no disminuye el poder de la protagonista. Seconda se expresa más a través del cuerpo que de las palabras; es un lenguaje mucho más directo y arcaico que no admite falsedades. Los improbables momentos de coreografía, en los que Seconda mueve su cuerpo al ritmo de música pop, se van insinuando por la historia como sueños sonámbulos. El cuerpo muy real y humano de Seconda, así como su bailar espontáneo y en ocasiones ingenuo, proporcionan a la trama una dosis revitalizadora de abstracción y onirismo. En el film de Reynicke, lo real y lo surreal caminan sobre una cuerda invisible sin perder nunca el equilibrio.

Love Me Tender también es una película sobre la locura, que ya no se ve como una cárcel de la que escapar, sino como un detonante de rebelión contra una sociedad que insiste sin cesar en una obediente mansedumbre. Con su estética potente (la fotografía, que firma el colaborador habitual de Roberto Minervini, Diego Romero Suárez Llanos, es magnífica), Love Me Tender nos urge a echar un buen vistazo a nuestro interior y afrontar y aceptar nuestra propia (a)normalidad. Esto, en sí mismo, es un auténtico logro.

Love Me Tender es una producción de la compañía tesinense Amka Films; las ventas mundiales están a cargo de Summerside International.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.