email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2019 Cineastas del presente

Crítica: Ivana the Terrible

por 

- Ivana Mladenović juega con la vulnerabilidad y el narcisismo en su segundo largo

Crítica: Ivana the Terrible
Luka Gramic e Ivana Mladenovic en Ivana the Terrible

Después de Soldiers. Story from Ferentari [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Dawid Ogrodnik
entrevista: Ivana Mladenovic
ficha del filme
]
, una primera película muy realista, la directora serbia Ivana Mladenović sigue la misma premisa pero desde un punto de vista más personal en su segundo largometraje, Ivana the Terrible [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, un ejemplo perfecto de cine amor-odio. La película, proyectada en el Festival de Cine de Locarno, donde obtuvo el premio del jurado en la sección Cineastas del Presente (ver las noticias), se proyecta ahora en el Festival de Cine de Sarajevo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Ivana the Terrible, inspirada en una crisis personal de la directora mientras terminaba su primera película, sigue a Ivana (Mladenović), una actriz serbia afincada en Bucarest, que viaja en tren a su ciudad natal, Kladovo, situada en la orilla serbia del Danubio. Pronto se hace evidente que la mujer no está bien, y aunque las pruebas médicas no revelan nada malo y los médicos dicen que está bien, la forma en que Ivana enfrenta la crisis siembra el caos en la familia. Una aventura con un hombre mucho más joven (Luka Gramic) y una inesperada oferta para ser la imagen de un festival local que pretende celebrar la amistad entre Serbia y Rumanía empeoran la situación de Ivana…

Ivana the Terrible es una de esas películas que reta a los espectadores a elegir: limitarse a ver la película o tener en cuenta el proceso que hay detrás. Si uno elige la primera opción, Ivana the Terrible es un conjunto de excentricidades de una actriz inconexa que padece una enfermedad relacionada con el estrés, además de muchas inseguridades. Las cosas se complican cuando uno se da cuenta de que la película es una reconstrucción de hechos reales y que los personajes que rodean a Ivana son interpretados por sus familiares y amigos en una versión semificcionalizada de sí mismos. A medida que esto se hace más obvio, Ivana the Terrible se convierte en un ejercicio sobre vulnerabilidad y narcicismo que invita al público a asistir a una gran sesión de psicoterapia. Pero, ¿es efectiva? ¿La sesión es atractiva o relevante para el público? ¿Es una verdad más elevada? Nuestra respuesta inmediata sería que no.

Para los que esperan divertirse, algunos personajes alocados provocan situaciones absurdas y divertidas; en especial, cuando el alcalde de Kladovo invita a artistas rumanos a actuar en el festival y conocemos al antiguo novio de la protagonista (Andrei Dinescu) y a su nueva novia feminista (Anca Pop), que dará grandes momentos. Junto con Mladenović, estos dos personajes están entre las mejores interpretaciones de Ivana the Terrible, ya que muchos de los actores amateurs se muestran forzados o inseguros.

La película funciona mejor cuando analiza cómo la fama es, al mismo tiempo, una ventaja y una carga. Nadie ha oído hablar de Ivana en la ciudad de Kladovo pero cuando descubren que es actriz en Rumanía, se convierte en una celebridad local, algo que deja al descubierto una lógica ambigua: es actriz, por lo que debe ser famosa. Y es famosa, así que lo que hace debe ser relevante e importante. No importa que nadie haya visto nunca su trabajo; es como si la profesión definiese a la persona. Y aquí es donde la directora se explaya sobre la diferencia entre la realidad y la percepción, o el conflicto entre la realidad y las expectativas.

Ivana the Terrible ha sido producida por la compañía rumana microFilm y coproducida por la serbia Dunav 84. La compañía canadiense Syndicado Film Sales gestiona las ventas.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.