email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SARAJEVO 2019 Competición

Crítica: Rounds

por 

- En su nuevo film, Stephan Komandarev explora los retos de la sociedad búlgara a 30 años de la caída del comunismo

Crítica: Rounds
Stoyan Doychev y Vassil Vassilev-Zueka en Rounds

Después de mirar a los habitantes de Sofía a través de los ojos de un taxista en Directions [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Stephan Komandarev
ficha del filme
]
, seleccionada por Un Certain Regard, el director búlgaro Stephan Komandarev se sumerge en los problemas sociales de su país con Rounds [+lee también:
tráiler
entrevista: Stephan Komandarev
ficha del filme
]
, que compite en el Festival de Cine de Sarajevo. Aunque trata varios temas, la película ofrece una combinación efectiva de emoción y relevancia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Los hechos que suceden en la historia, escrita por Komandarev y Simeon Ventsislavov (Ága [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Milko Lazarov
ficha del filme
]
, Directions), empiezan la noche del 9 de noviembre de 2019. Al día siguiente, Bulgaria celebra tres décadas de la caída del comunismo, por lo que resulta fácil aceptar una de las mayores convenciones de la película: varios personajes tienen ganas de reflexionar sobre los fracasos y escasos éxitos que han tenido lugar desde 1989. Aunque algunas partes de la historia parecen puestas a la fuerza para encajar en el complicado puzzle que es, según la película, la sociedad búlgara actual, Rounds consigue transmitir la frustración de vivir en un país que no ha cambiado mucho (aunque es un tema discutible) en tres décadas de democracia turbulenta e incompleta.

Mientras en Directions Komandarev utilizó taxistas como testigos o comentaristas de varios acontecimientos significativos, en Rounds decide poner el foco en una parte activa de la sociedad: la policía. Parece que los guionistas se basaron en la famosa frase de Joseph de Maistre, “Cada país tiene los políticos que se merece”, y la utilizaron como una lente a través de la cual analizar a los protectores de sociedad. Y estos protectores, debemos reconocer, no siempre están dispuestos a hacer su trabajo, como podemos comprobar en la primera escena, donde dos policías (Ivan Barnev y Assen Blatechki) encuentran un cadáver cerca de las vías del tren y deciden moverlo unos metros hacia la jurisdicción de otra comisaría.

Las tribulaciones de cinco policías hombres y una mujer (que no agradará a las feministas, ya que tiene una aventura con su compañero de patrulla) tratan temas tan variados como la corrupción, la incompetencia de los servicios de emergencia, el vandalismo, la trata de personas, la inmigración ilegal, el bullying, las protestas pacíficas y el abuso de poder, entre otros. La historia se aleja bastante del estilo narrativo “trozo de vida”, y es más bien un formato IKEA (“cocina, salón y habitación en 25 metros cuadrados”), que puede parecer forzado pero que permite que el mensaje llegue alto y claro al público.

En algún momento, Rounds deja de ser un catálogo de desafíos sociales para convertirse en una película sobre dignidad, esperanza y ser capaz de mantener la cabeza alta frente a la adversidad. La película, que se apoya en las interpretaciones convincentes de Barnev, Blatechki, Irini Jambonas, Stefan Denolyubov, Stoyan Doychev y Vassil Vassilev-Zueka (por nombrar sólo a los que interpretan a los agentes de policía) es un espejo de la sociedad búlgara, un espejo en el que muchos de sus espectadores búlgaros se reconocerán. En realidad, Rounds es un espejo de todos los países comunistas de la región, ya que todos se han enfrentado a problemas similares.

Rounds ha sido producida por Argo Film (Bulgaria) y See Film Pro (Serbia) en coproducción con Doli Media Studio (Bulgaria) y Contrast Films (Bulgaria), y en colaboración con la compañía francesa Deuxième Ligne Films. La alemana Beta Cinema gestiona las ventas internacionales.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.