email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2019 Sconfini

Crítica: Il varco

por 

- VENECIA 2019: Federico Ferrone y Michele Manzolini dirigen una historia bélica imaginaria, hecha con material de archivo y que adapta los diarios del frente ucraniano

Crítica: Il varco

Federico Ferrone y Michele Manzolini han trabajado juntos durante más de doce años y han dedicado gran parte de su carrera al uso creativo de las bases de datos audiovisuales, combinando con brillantez material de archivo, documentales y ficción. Su última película, Il Varco [+lee también:
tráiler
entrevista: Federico Ferrone, Michele …
ficha del filme
]
, presentada en la sección Sconfini de la 76ª edición del Festival Internacional de Cine de Venecia, es una adaptación libre de las vidas y diarios de los soldados Guido Balzani, Remo Canetta, Enrico Chierici, Adolfo Franzini, Nuto Revelli y Mario Rigoni Stern. Il Varco, coescrita por Wu Ming 2, es una historia de ficción construida con material de archivo oficial y amateur, que narra la historia de un soldado italiano que marchó al frente en los primeros días de la Segunda Guerra Mundial.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La película empieza con una tarjeta que presenta el contexto histórico de 1941: en junio, el ejército alemán invadió la Unión Soviética y, un mes después, Italia envió a sus primeros soldados al frente ucraniano, donde todavía ruge la guerra en Donbass. Después de algunas evocadoras imágenes de archivo que muestran a un niño jugando en un bosque nevado, el espectador escucha la voz que narra la película, la de la música y escritora Emidia Clementi. En este documental, Clementi hace un gran trabajo reconstruyendo con eficacia y sin adornos, las emociones, sensaciones y pensamientos de los soldados. Las palabras de este personaje son ricas en significado y suelen evocar imágenes poéticas y sueños de un mundo lejano a nuestra memoria, pero relativamente cercano en la historia.

El material de archivo reunido por ambos directores se fusiona muy bien con las descripciones del soldado: a veces, parece que podemos ver los paisajes desde la ventana del tren o las caras de los otros soldados y campesinos, tal y como él los ve. Además, la música compuesta por Simonluca Laitempergher traslada al espectador a la atmósfera de los lugares y épocas representados en la película: como ejemplo, la escena de los gitanos que bailan durante la Noche de San Elías en el pueblo de Borșa, en Transilvania (donde el ejército se detiene un día antes de marcharse otra vez al frente) o, como muestra la película, el canto a coro de los prisioneros del ejército rojo. Además, se intercalan momentos de suspense cuando la narradora se detiene y las imágenes y la música invitan al espectador a reflexionar y, quizás, a soñar. Sobre todo, el proyecto narrativo de Il Varco utiliza muy bien las imágenes de archivo, con la excelente edición de Maria Fantastica Valmori, que narra con éxito, respeto y sensibilidad una historia probable, mientras hace un guiño al presente. En algunas escenas, la película muestra imágenes en color de Ucrania en el presente. Estas transiciones parecen fluidas y pertinentes, y no distraen la atención del espectador hacia la historia principal.

Il Varco ha sido producida por Claudio Giapponesi para la compañía Kiné, con sede en Bolonia, en asociación con Istituto Luce Cinecittà, que también distribuirá la película en Italia en octubre.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.