email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2019 Orizzonti

Crítica: Revenir

por 

- VENECIA 2019: La primera película de Jessica Palud, protagonizada por un Niels Schneider forzado a volver bajo circunstancias trágicas a su familia de ganaderos, se pierde por el camino

Crítica: Revenir
Niels Schneider y Adèle Exarchopoulos en Revenir

Lazos familiares indisolubles, conflictos enquistados en el tiempo, culpabilidad del que se fue y reencuentros difíciles: con su primer largometraje, Revenir [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, estrenado en la sección Orizzonti de la 76ª edición de la Mostra de Venecia, la cineasta francesa Jessica Palud trata un tema clásico, tan trillado en la gran pantalla que parece difícil que pueda sacar su propia personalidad, pero que ofrece al espectador un espacio de empatía universal. Además, la directora añade un toque interesante (adaptando, junto a Diastème y Philippe Lioret, L’amour sans le faire, de Serge Joncour) al situar su relato en el medio rural, un ángulo sociológico que intenta hacer coincidir con intenciones melodramáticas en un equilibrio que se pierde por completo en la recta final.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
LIM Internal

Cuando Thomas (Niels Schneider) llega al campo francés, a la granja aislada de su infancia, lo reciben dos desconocidos: Mona (Adèle Exarchopoulos), la pareja de su hermano fallecido, Mathieu, y el hijo pequeño de ambos, Alex (Roman Coustère Hachez). La explotación está vacía. Han vendido las vacas y la madre de Thomas (Hélène Vincent) agoniza en el hospital, acompañada por su padre, Michel (Patrick d’Assumçao), con quien Thomas no habla desde hace doce años, cuando se marchó a Canadá, donde tiene un restaurante. Los encuentros entre los dos hombres son reducidos al mínimo (fue la madre quien llamó a Thomas a su lado). Con el tiempo suspendido, retoma su pasado y sus amigos de antaño, Marco (Franck Falise) y Éric (Jonathan Couziné), y descubre la verdad sobre la muerte de su hermano y la pobre economía local, mientras teje vínculos cada vez más estrechos con Mona y Alex (a quien cuida como un padre). Pero con el callado Michel, es otra historia y cuando fallece la madre, los acontecimientos se precipitan…

Revenir, grabada de manera que los personajes principales parecen interesantes (los intérpretes principales muestran su mejor cara, empezando por el carismático Niels Schneider) y evolucionan en un ambiente solar que ofrece un agradable contraste con el contenido dramático del argumento, toca varios temas sociales (el endeudamiento de los ganaderos, la angustia psicológica, la ausencia de perspectivas de futuro para la población local, la educación, etc.) que agravan la brecha en las relaciones familiares (¿los secretos? ¿el amor? ¿la reconciliación?). Pero el carácter previsible y poco creíble de la recta final acaba con las buenas intenciones precedentes, ya que la directora no mantiene la frialdad del relato hasta el final.

Revenir ha sido producida por Fin Août Production y coproducida por Auvergne-Rhône-Alpes Cinéma. Pyramide gestiona las ventas internacionales.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.