email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2019 Semana Internacional de la Crítica

Crítica: Psychosia

por 

- VENECIA 2019: El primer largometraje de la directora danesa Marie Grahtø, sobre una institución mental, es una auténtica caja de legos llena de una retorcida parafernalia cinematográfica

Crítica: Psychosia

“—Quiero que la trates en esta ala. Solo a Jenny.

—No tengo experiencia en psiquiatría.

—Conozco tu investigación. Una persona más inclinada al dramatismo diría que puedes tener éxito donde todos los demás han fallado.”

Casi desde el primer plano, la directora danesa Marie Grahtø deja muy claro en qué tipo de viaje nos estamos embarcando. Su primer largometraje, llamado Psychosia [+lee también:
tráiler
entrevista: Marie Grahtø
ficha del filme
]
, ha sido proyectado en la sección Semana Internacional de la Crítica del Festival de Venecia de 2019.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
Cineuropa Survey 2020

Tiene por protagonistas a Viktoria, una analista de suicidios autodidacta interpretada por la sueca Lisa Carlehed (que pasa de su idioma natal al danés sin esfuerzo) y Jenny, interpretada por Victoria Carmen Sonne (conocida por su papel en Holiday [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Victoria Carmen Sonne
ficha del filme
]
y que consolida su condición de celebridad del cine europeo). La directora del ala de psiquiatría, la Doctora Klein (la incombustible Trine Dyrholm), le encarga a esta experta excéntrica pero posiblemente brillante que se encargue de una paciente joven y rebelde, acostumbrada a “navegar por este mundo por su cuenta” y que ve este hospital como su hogar. Una situación que tiene que cambiar.

Además de Viktoria y de Jenny, la propia institución se convierte en un personaje en sí misma, gracias al excelente trabajo de la directora de fotografía Catherine Pattinama Coleman, que utiliza lentes específicas para potenciar la atmósfera de la película, y al hecho de que la mayor parte de la película fue rodada en el hospital Sankt Hans en Roskilde, una antigua institución mental.

Será entre estas cuatro paredes donde la meticulosa y concienzuda Viktoria, una vez aceptado el encargo, se enfrentará al desafío que le han propuesto. Y no será fácil. Jenny, un hueso duro de roer, realiza una serie de movimientos provocadores, algunos de los cuales tienen connotaciones sexuales, con el objetivo de poner a prueba la firme disposición de Viktoria. ¿Conseguirá formar un vínculo emocional con Jenny? ¿O será la propia Jenny quien consiga hechizar la hermosa mente de Viktoria, arrastrándola a las profundidades de los pasillos del manicomio?

Psychosia sigue los pasos de otros clásicos, y aporta unos retorcidos juegos visuales, para los cuales saca de su caja de legos un todo tipo de parafernalia freudiana, victoriana y cinematográfica. En particular, el espíritu de Ingmar Bergman invade esta película: el peinado y la ropa de Victoria están claramente inspiradas en Ingrid Thulin y sus largometrajes El rostro y Gritos y susurros. Esto justifica, más si cabe, la elección de una actriz sueca para interpretar a Viktoria, así como las icónicas fusiones de caras, que recuerdan a la película Persona. Explicitados (¡y disfrutados!) estos arquetipos, Grahtø crea su propia forma de gótico escandinavo, en un intento de definir una forma de convertir una condición anormal en una atmósfera.

En todo este proceso, Grahtø debe de haberse sentido como en casa. La cineasta ha tratado temas similares en sus aclamados cortos como estudiante, Daimi y Teenland, a los que han descrito como realismo psicótico, una etiqueta poética y artística. O, como le pregunta el Doctor Klein a Viktoria: “¿Sientes inclinación por lo dramático?” Si lo estás, encontrarás en Psychosia un viaje iluminador. Esperamos que su atrevida directora siga explorando estos temas.

Psychosia fue producida por la danesa Beo Starling que se encarga, a su vez, de la distribución internacional, junto a la finlandesa Oy Bufo AB.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Raúl Alcantarilla)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.